miércoles, 13 de octubre de 2010

San Benito, san Mauro, y san Plácido


Confieso que no entiendo eso de que un día sea el de tu santo, y aún menos que haya que celebrarlo.

En cualquier caso los méritos de san Plácido para serlo me parecen decepcionantes.

Si estudiaste la historia sagrada, como Dios manda, sabrás que san Plácido no hizo nada en especial. En realidad, es un personaje secundario en la historia de otro santo secundario como lo fue san Mauro en la historia, ahora sí, de un santo de primera división: san Benito.
"Estando el Santo [san Benito] en oración, supo que Plácido había caído a un torrente mientras intentaba llenar una vasija con agua. Benito envío a Mauro en su ayuda. Mauro corrió sobre las aguas, hallo al niño y regresó con él asido de los cabellos. Posteriormente, Plácido afirmo que no fue a Mauro, sino a su Abad a quien vio rescatándole". http://www.benedictinamision.org.ar/dialogos.htm
No me he dedicado a seguir la vida y milagros de san Mauro y san Benito, pero no me consta que san Plácido hiciera mucho más que demostrar que era capaz de ahogarse en un charco de agua.

Otra cosa que no se explica bien es la razón que justifique que san Mauro le arrastrara por los cabellos. ¿Estaría enfadado por haber tenido que pisar el charco? ¿O porque su joven colega no estaba realmente ahogándose sino que lo estaba simulando para hacerse de notar y así entrar en el santoral aprovechándose de la fama de san Benito? De hecho, ¿por qué san Plácido insistía en que fue éste y no el otro el que le salvó? ¿Quién de los tres miente?
"...el abad y Mauro porfiaron largamente atribuyéndose el uno al otro el mérito de aquel prodigio". http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=13258
Demasiadas preguntas, ¿verdad?

Nunca aprenderé que por lo que respecta a estos asuntos basta con tener fe.

2 comentarios:

Plácido Navarro dijo...

Por si quieres conocer con "exactitud" qué es lo que pasó, te invito a visitar este enlace:
http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=13258

Hmmm... ya sé cuál es el milagro de san Plácido: que murió dos veces. Una en Mesina y otra en Monte Casino. O sea, que resucitó por lo menos una vez.

Plácido Navarro dijo...

Me corrigen por aquí: todo esto no tiene que ver con la historia sagrada sino con la historia de los santos.

Publicar un comentario en la entrada