miércoles, 27 de abril de 2011

Desprestigiando a Internet

Si no sabes que hacer, mete miedo, esa parece ser la consigna de la Childnet International que, con la excusa de proteger a nuestros hijos, han editado una guía que piensan distribuir por todos los colegios.
"El software de intercambio de archivos [...] puede comprometer tu seguridad y privacidad, al abrir el ordenador al mundo exterior y compartir lo que tienes almacenado en él". http://estaticos.elmundo.es/documentos/2011/04/05/guia.pdf
Da miedo, ¿verdad?

Pero lo cierto es que mucha gente ya le perdió el miedo a Internet, e incluso lo ven como un instrumento esperanzador para cambiar a un mundo mejor.

Evgeny Morozov es de los que piensan, y quieren hacernos pensar, que con Internet no habrá una revolución popular por la democracia liberal en los países sometidos a una dictadura, sino que más bien al contrario, las dictaduras se servirán de Internet para controlarnos aún más.


La verdad es que no entiendo esta polémica.

Es obvio que Internet supone un cambio enorme en la manera en que la sociedad se comunica y accede a la información. Sin Internet, mucha gente no estudiaría en la universidad. No podríamos leer no uno sino cientos de periódicos de todo el mundo. Mucha gente no se conocería jamás, ni mantendría tantas amistades facilita gracias al correo electrónico y los foros, principalmente.

Ni siquiera podríamos mantener este diálogo, ni invitar a otros a que se nos unieran.

Como dice Morozov, un mensaje es prácticamente imposible de censurar una vez publicado en la red. Pero no insiste en lo importante y decisivo que es el hecho de que podamos enterarnos de lo que opinan otros que viven fuera de nuestras fronteras. Ni de que compartamos las ideas de los sabios de antes o los intelectuales de ahora.

¿Qué eso también le sirve a las dictaduras? Pues, claro, y a la CIA también, cosa en la que no insiste. ¿Qué hay mucha información mala? Pues claro, la gente ya mentía antes de que llegara Internet. ¿Qué nos invade la propaganda? Pues claro, siempre ocurrió así. ¿Que la gente prefiere la pornografía, el fútbol, o las telenovelas? Pues claro, pero eso es culpa de la gente, no de Internet.

Pienso que Internet tiene sus limitaciones y que no es la panacea que todo lo cura, como Morozov parece que cree que otros creemos. Lo que yo veo es un medio de una potencia enorme que nos permite hacer cosas que antes se nos antojaban imposibles. Un medio que nos permite cambiar nuestra forma de entender el mundo. Un medio que permite también que los enemigos de la justicia y la equidad lo empleen para conseguir todo lo contrario.

Por otra parte, él se refiere a que Internet ha fallado en imponer sistemas de democracia liberal allí donde no los hay. Pero, ¿acaso se ha preguntado si las 'democracias liberales' es lo que más nos conviene? ¿No será que a los 'demócratas liberales' también les molesta que Internet pudiera servir para lograr una democracia de verdad? ¿Por qué no apunta a que Internet permite, precisamente, la democracia directa, incluso en votaciones en las que podrían participar todos y cada uno de los ciudadanos del planeta?

Internet no es bueno ni malo. Lo será o no el mensaje. Lo seremos o no los usuarios.

Y es que Internet les da miedo. Miedo a que se les escape el poder. Miedo al cambio.

Por eso lo desprestigian. Por eso tratan de 'matar' al medio antes de que sea el medio quien acabe con ellos.


Imagen procedente de http://journalistbg.wordpress.com/2009/10/24/regulation-of-social-media-and-child-protection/

1 comentario:

anonim@ dijo...

Pienso que Evgeny Morozov lo que logra es que pensemos sobre internet. Es un instrumento fenomenal, pero lo puede ser para todo tipo de mensaje. Está bien que pensemos en ello.
@

Publicar un comentario