miércoles, 6 de abril de 2011

El talón de Sócrates

A raíz de un debate sobre la figura del intelectual salieron a colación los presuntos intelectuales del planeta fútbol, y más concretamente los estrategas del Barça y del Real Madrid: Pep y Mou.

La posible conexión entre el intelectual y el fútbol es algo que siempre se ha visto como mezclar el agua con el aceite.

Recuerdo que hubo un jugador brasileño cuyo talón fue casi tan célebre, ¿tan mítico? como el de Aquiles. Me refiero a Sócrates quien se había especializado en lanzar los penalties de espaldas a la portería.

Vale, eso nos acerca más al circo que al ágora, pero lo cierto es que sobre el césped siempre corretea un jugador al que le llaman 'el cerebro'. ¿No era Pep Guardiola el cerebro del Barça? ¿No es así como se refieren a Xavi?

En las retransmisiones de los partidos se hace referencia a lo que dijeron in illo tempore personajes tan carismáticos como Helenio Herrera, Valdano, Cruyff,...

Pero ni éstos, ni Pep, ni Xavi, ni Sócrates (el brasileño) tratan de aportar ideas más allá de los límites del rectángulo de juego.

Aunque siempre hay excepciones. Lilian Thuram tenía un discurso que podía hacer pensar a su público sobre cosas más transcendentes. Hablaba de política, de racismo, de integración, de justicia.

El propio Samuel Etoo puso el dedo en la llaga al criticar a la FIFA por que sus normas eran injustas para los países pobres respecto a los ricos.

Y hasta el polémico Maradona ha tenido intervenciones a favor de las políticas que se siguen en Cuba o Venezuela y, a su manera, ha explicado el porqué.

Habrá quien prefiera que "dejemos la política para los políticos" (Fraga), o la filosofía para los filósofos, pero a mí me merece mucho respeto que alguien nos explique lo que le preocupa del mundo, especialmente si es un futbolista ya que es evidente que el fútbol se ha convertido en el panem et circenses de nuestros días.

3 comentarios:

Plácido Navarro dijo...

Olvidaba decir que Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira (Belém, 1954)era médico y doctor en filosofía, además de futbolista.

Siempre omprometido políticamente, "lideró el movimiento Democracia Corintiana, cuando jugaba en el Corinthians de Sao Paulo. Se trata de un modelo de autogestión del club, en el que los jugadores y los técnicos tomaban las decisiones de manera consensuada y democrática. Todo ello, por cierto, en plena dictadura militar en Brasil".

http://blogs.20minutos.es/quefuede/2009/03/18/quao-fue-de-saicrates/

Vicente Manuel dijo...

¡Hola Plácido! Como en botica, entre los intelectuales del planeta fútbol, hay un poco de todo, y peses a que los que citas han tenido un cierto compromiso político, lo que más suele abundar entre ellos es la legitimación de un sistema que los trata muy bien, si bien es cierto que para ello han de ser "galácticos".
Indudablemente, si Marx viviera hoy, reformularía su celebre tesis sobre Feuerbach en los siguientes terminos : "El fútbol es el opio del pueblo". Y, para fundamentarlo, a los hechos me remito, y para ello basta simplemente con recordar que cuando el Celta descendió a segunda división, se manifestó más gente que cuando la Citroen hizo un expediente de regulación de empleo en Vigo.

Anónimo dijo...

Plàcido, he sentit alguna cosa d'Eric Cantoná i els antisistema, però no tinc massa informació.

Publicar un comentario