viernes, 20 de mayo de 2011

Juan Pablo II, ¿o Mussolini?


Al Vaticano no le ha gustado la figura de bronce que desde hace unas horas se alza en el exterior de la estación de Roma. Dicen que no se parece a Juan Pablo II (1920-2005). Ha habido voces que han comparado la forma de la cabeza con la del dictador Benito Mussolini (1883-1943). El uno tan amado, el otro tan odiado, según se mire, ¿verdad?
"¿A quién se le ocurre ponerle al Papa la cabeza de un fascista?", se pregunta Antonio Lamonica, de 72 años.
Pues no iba tan descaminado el artista Oliviero Rainaldi si es que su intención era hacer un doble homenaje.

El caso es que nadie parece recordar que la Ciudad del Vaticano existe no porque Dios así lo quiso, sino por deseo de Mussolini, el fascista. Fue como un milagro, pero en 1929 tuvieron lugar los Pactos de Letrán por los que una Italia no democrática reconocía la independencia de una porción de su territorio, unas 44 hectáreas, en la misma Roma. No deberíamos escandalizarnos porque algunas de las actitudes de la Santa Sede nos remitan a aquella época, o a la que siguió mucho más larga, con las buenas relaciones con otro fascista de pro. Me refiero a nuestro 'glorioso caudillo' Francisco Franco (1892-1975).

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, se lava las manos. Se remite a lo que la gente tenga que decir:
"Vox populi, vox dei", dice.
Más sorprendente es que Federico Lombardi, el mano derecha del sumo pontífice, admita que el Vaticano le dio el visto bueno al boceto. ¿Tanto ha cambiado?

Lo que nos lleva a una cuestión principal: ¿quién paga? Desde luego que no se trata del Vaticano, como ya habrás imaginado. Tampoco le cuesta un euro al ayuntamiento de Roma, sino que todo se debe a la iniciativa privada de la Silvana Paolini Angelucci Foundation.

Posiblemente, el siempre anticuado Vaticano no entiende el arte moderno de Rainaldi. En cualquier caso, son miles de personas las que pasan diariamente por allí y podrán opinar, para regocijo del alcalde y desmayo de la curia.

Una encargada de la limpieza ya ha reparado en que el hueco que queda bajo la sotana de la estatua no tardará en cobijar a indigentes. Y que serán toneladas de latas de cerveza las que se recogerán del hueco en cuestión a lo largo del año.

Y aquí, sí que me parece que el artista no ha estado particularmente acertado. Siendo que estamos hablando de un encubridor de pederastas, alguno tan renombrado como su favorito Marcial Maciel, bien podría haber dejado que la sotana cayera por su propio peso, en lugar de mostrarnos el vacío que ésta suele ocultar.

2 comentarios:

anonim@ dijo...

Italia tampoco se la librado de la worldrevolution. En Roma, estan concentrados en la piazza del popolo. Os paso una página del facebook donde ver comentarios, slogans y esas cosas.
http://www.facebook.com/italianrevolution?sk=wall
Os animo a participar en vuestra ciudad, actualmente se contabilizan 600 plazas tomadas en todo el mundo, que nadie se quede en casa y el que no pueda desplazarse, desde las páginas web y redes sociales se puede ayudar también.
Esto ya es histórico, no lo miremos desde la ventana.
http://democraciarealjabarcelona.blogspot.com/
@

anonim@ dijo...

Por cierto:
http://www.diagonalperiodico.net/-Especial-15-M-.html
Para que veais como está el mundo de revolucionado...por fin.

Publicar un comentario