sábado, 14 de mayo de 2011

Todos quieren ser ya gato seal


Las noticias que vienen del otro lado del charco no pueden ser más esperpénticas. Pasaron los tiempos felices en los que Disney nos deleitaba con sus Aristogatos cuando cantaban "Todos quieren ser ya gato jazz". Ahora lo que quieren es ser ya un gato seal.

Los SEAL son unos comandos especiales de la marina de los Estados Unidos, semejantes al SAS británico y a otros grupos de soldados entrenados para llevar a cabo misiones especiales. Se nos ha dicho que una de estas unidades llevó a cabo el asesinato de bin Laden, el mismo día que beatificaban a Woijtila.

La identidad del que disparó sobre el presunto terrorista permanece en el anonimato. Una medida muy ingeniosa pues favorece que muchos se idntifiquen con él, empezando por el propio Obama que ya está recogiendo los frutos como comandante en jefe. Su popularidad que había bajado dramáticamente por debajo del 40% está ahora por encima del 60%.

La 'sealmanía' ha llegado a tales extremos que ya existe un manual para detectar falsos SEAL. Al parecer son muchos los que intentan sacar ventaja al aparecer como tales a la hora de obtener mejores trabajos o, simplemente, de ligar. Karin Zeitvogel y Virginie Montet escriben sobre esta plaga: 'After bin Laden death, a boom in SEAL imposters'. (AFP, 12/05/2011)


El manual instruye sobre como detectar un falso SEAL, para lo cual basta con poner atención a estos seis puntos:
  1. Sospecha de que aparezca con ropas de camuflaje, o portando medallas. Bueno, ellos dicen 'smell a rat', es decir, huele a rata, un término muy apropiado si queremos ser un gato seal, ¿verdad?;
  2. Lo mismo si pretenden situarse en la elite de las elites, en el llamado team 6;
  3. No prestes atención si te dicen que han caído prisioneros. A los SEAL no les pasan estas cosas.
  4. Un SEAL verdadero no va contando por ahí sus hazañas bélicas.
  5. Tampoco se enorgullecerá jamás de haber matado a gente.
  6. Finalmente, si es una mujer la que reclama tal honor, que sepas que jamás ha habido una en los SEAL.
Así que misión cumplida, ya sabemos como detectar a los impostores. Pero sigue siendo misión imposible que sepamos quien o quienes dispararon sobre ese que nos aseguran que era bin Laden. ¿Por qué?

Pues porque los SEAL serán unos tipos muy machos pero tienen miedo de las represalias. Un sentimiento muy humano. Por si acaso, el secretario de Defensa, Robert Gates, ya les ha prometido más protección: 'Osama bin Laden dead: US to bolster security for SEAL team'. (The Telegraph, 12/05/2011)

La palabra seal, en inglés, quiere decir foca. No obstante, la metáfora de los gatos (buenos) y las ratas (terroristas islámicos) nos lleva a los años treinta. ¿Vuelve el racismo? Parece ser que sí.

De igual modo, la alegría por haber liquidado a bin Laden de una manera totalmente extrajudicial, violando las fronteras de otro país, también nos lleva a la misma época. ¿Vuelve el fascismo? Me temo que también.

Y ¿ahora qué?... ¿Te gustaría ser un gato seal? ¿O prefieres ser un gato jazz?


Origen de la imagen: http://blog.usnavyseals.com/uploads/us_navy_seals_in_from_water-300x240.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario