domingo, 26 de junio de 2011

Islandia, la censurada


La película 'Inside Job' (2010) arranca desde Islandia. Éste ha sido el ejemplo más paradigmático de hasta donde puede llegar un sistema basado en la especulación, en la búsqueda del máximo beneficio en el menor tiempo posible. Pero, de algún modo, la Islandia estafada por el sistema se ha convertido en un laboratorio de ideas que ahora molestan sobremanera a quienes ostentan el poder financiero. Los grandes medios de comunicación son empresas dependientes de este poder y por eso ningún medio nos habla de lo que ocurre en la isla. Estamos sin noticias de Islandia. Es como si no existiera.

Es Islandia, la censurada.

Supimos lo que pasó en Egipto. Nos ocultaron o engañaron con lo que sucedía en Barcelona. Pero Islandia es como si hubiera desaparecido del mapa. Todos censuran, hasta la TV3.

Y es que en Islandia, el pueblo forzó la dimisión del gobierno y se nacionalizaron los principales bancos. Por medio de referendums se decidió que la deuda creada por los bancos islandeses era un asunto privado y, por lo tanto, se negaban a pagar a Reino Unido y Holanda, países que se apresuraron a pagar a sus ciudadanos afectados y que ahora se la reclaman a Islandia. Esta negativa fue respaldada por el 93% de los votos.

Varios banqueros del país fueron detenidos para ser juzgados.



Los islandeses acaban de crear una asamblea popular para reescribir su constitución, de forma pacífica.

Se trata de una lección de ciudadanía, una lección que pretenden que no estudiemos, por si acaso.

Imagen: http://fondosdibujosanimados.com.es/wallpaper/Iceland/

sábado, 25 de junio de 2011

Estos de Intereconomía sí que saben

Para eso están, para darnos lecciones de economía. Hay que recortar, dicen, como lo hace el PP y no los demás. El despilfarro siempre lo hacen los otros. Como si las visitas del Papa nos salieran de gratis.

Lo confieso, cuando conduzco escucho Intereconomía, la Cope, y Radio María. No sé por qué, pero según voy haciendo zapping me quedo enganchado con sus opiniones cada vez más chocantes.

La que acabo de oír se quejaba del gasto que suponen las Autonomías, y en especial las televisiones autonómicas. Como no podía ser de otra manera, que diría Zaplana, no se refieren a las infumables Telemadrid, o Canal 9, sino a la televisión pública que mejor funciona en España, con diferencia: la Televisió de Catalunya, la TV3.

Nos dicen, muy serios, que en este ente trabaja más gente que,... por ejemplo, en el portaaviones que está atacando Libia. Eso sí, nos aclaran que se trata de un buque francés, el Charles de Gaulle. Este portaaviones tiene una tripulación que ronda la cifra de 2.000 personas. De tratarse de uno norteamericano estaríamos hablando de casi 6.000.

En otras palabras, menos televisiones y más guerras.

WIKIPEDIA: USS Enterprise [in the back], the world's first nuclear-powered aircraft carrier, steams alongside the newest, the French aircraft carrier Charles De Gaulle (R 91) [in the front]. Enterprise and her battle group are on a scheduled deployment in the Mediterranean Sea. U.S. Navy photo by Photographer's Mate Airman Doug Pearlman. [010516-N-6259P-003] May 16, 2001.

martes, 21 de junio de 2011

Democracia ciega


¿Por qué el único diputado ciego acudió a la Ciutadella sin la protección de los mossos?

Pensaba que no teníamos imágenes de Josep Maria Llop y Jordi Turull en el momento de enfrentarse a los manifestantes. De sus declaraciones se desprende que fueron zarandeados y que le intentaron robar el perro guía. Un familiar mío se preocupaba, después de leer La Razón, por si podría recuperarse de sus heridas. Las imágenes del propio Llop comentando lo sucedido son bastante más tranquilizadoras, afortunadamente.


Pero, finalmente, sí tenemos imágenes de su llegada a la Ciutadella. (La escena comienza a partir del minuto 5:00)



Juzgad por vosotros mismos.

¿Es ésto lo que no podemos ver? ¿Lo que la TV3, o la 1, o Intereconomía, o Tele5, o Antena3 no quieren que veamos? ¿Por qué hubo tantas cámaras de televisión y tantos reporteros y reporteras cubriendo la plaza Tahrir y tan pocas en la Ciutadella? ¿Será que aquello era una dictadura y ésto una democracia, como nos invita a pensar alguien que estuvo allí?:
- "Renunciemos a la tentación de cuestionar la democracia". (Angels Barceló, en la SER, 17/05/2011)
¿Debemos conformarnos, pues, con una democracia ciega? ¿Sorda? ¿Y muda? Una democracia así es lo más parecido a una dictadura. Una democracia así es indigna y debe ser cuestionada.

sábado, 18 de junio de 2011

Creed, creed, malditos

Creed, creed, malditos [1] es una paráfrasis que viene a cuento del simbolismo y las palabras con las que Francisco Camps y su gente se adorna en las Cortes Valencianas. El día que éstas se constituyeron, Juan Cotino se parapetó detrás de una cruz a fin de camuflar sus vergüenzas que consisten, principalmente, en favorecer sus negocios familiares con dineros públicos. Tanta demostración de amor cristiano se producía al mismo tiempo que en el exterior la policía golpeaba a los manifestantes. Gracias a las imágenes podemos comprobar como, una vez más, había al menos un agente infiltrado entre los manifestantes. Se trata del hombre calvo de la camiseta roja que puedes ver en estos vídeos: http://www.escolar.net/MT/archives/2011/06/os-estan-toreando.html

El pasado jueves, durante su discurso de investidura (ver DOC), Francisco Camps sacaba pecho desde los fangos de un Gürtel cada vez más podrido y nos invitaba a no mirar atrás, sino al futuro. Después de haber convertido a Valencia en una ciudad espectáculo con derroches como la Copa América, la Fórmula 1, o la visita de Benedicto XVI de los que apenas explica u oculta las cuentas, se nos presenta ahora como el adalid de la política más austera:
"Tenemos que desterrar la idea de que el dinero público no es de nadie y es ilimitado. El dinero público es de todos y tenemos que utilizarlo con el mismo cuidado que si fuese el propio". 
Como si fuera el propio, pero ¿por qué entenderlo literalmente?

Por otra parte, Camps sostiene:
"Disfrutamos de una democracia que está muy viva y que cambia todo aquello que no funciona y que no le gusta. Una democracia moderna que rechaza la agresividad, la violencia y el extremismo de los que no creen en nada".
Deduzco que Camps no contempla a sus votantes como ciudadanos, sino como creyentes.

Que es importante que la gente crea ya lo decían Locke, Maquiavelo y otros. El pueblo se somete así a lo que el poder le dice que es bueno. Y la gente ya no piensa por sí misma, como decía Sampedro en la segunda parte de la entrevista que colgué ayer, sino por lo que el poder y sus medios de propaganda nos dicen que creamos.

Dejemos Valencia y volvamos al parque de la Ciutadella, en Barcelona.

Puig y los medios de comunicación que dependen de CIU, se defienden del vídeo en el que sus infiltrados son puestos en evidencia señalando que no se les muestra protagonizando ningún acto de violencia. Y tiene razón. Donde la pierde es cuando nos dice que no hay que creer los testimonios que los identifican como los provocadores de la misma.

Pensemos que las presuntas agresiones al diputado ciego, Josep Maria Llop, las conocemos por sus propias declaraciones y por las de Jordi Turull, ambos del mismo partido de Puig. No conocemos el alcance de las mismas ya que tampoco se filmaron. ¿Hemos de suponer, según la lógica de Puig, que no existieron ya que no hay imágenes que lo demuestren? Señalemos que este incidente está sirviendo para desprestigiar a todo el movimiento del 15-M y sin embargo no vemos a los agresores, ni siquiera en la forma que sí aparecen en el vídeo de Youtube o en las agresiones de la policía en Valencia. ¿Por qué la palabra de unos diputados de CIU, el partido de Puig, ha de valer más que la de los testigos del 15-M?

Siguiendo con este caso, y conociendo por el propio Puig que él sabía de las ganas de "batalla campal" ya en la víspera, ¿por qué no protegió por lo menos al único diputado ciego?

Creed, creed, malditos

[1] Está referida al título de la película 'Danzad, danzad, malditos' (1969) de Sidney Pollack. 

Fotograma del vídeo: http://www.publico.es/espana/381044/la-cruz-de-juan-cotino-llega-a-les-corts

viernes, 17 de junio de 2011

Olé, Sampedro


Una entrevista a José Luis Sampedro, un maestro entre los jóvenes y los indignados.

                                    


                                    

jueves, 16 de junio de 2011

Los hombres de Puig

Casi de manera simultánea nos hemos quedado sin poder ver el video y hemos sabido, por boca del mismo Puig, que tenía grupos camuflados entre los manifestantes. Censura y camuflaje.
"El vídeo de Youtube es falso, es un montaje, en ese vídeo no se ve a ningún policía de paisano agrediendo a nadie. Se ve a policías de paisano. Algunos lo son y otros no, pero no agreden a nadie". Por eso [Puig] pidió a los usuarios que presten atención a las imágenes. El conseller defendió los métodos de estos agentes: "Claro que tenemos policías de paisano y de los mejores que hay ¿Cómo quieren que tengamos información de primera mano?", ha señalado el conseller. (La Vanguardia, 16/06/2011)
No sé como nos pide que prestemos atención a las imágenes si hacen retirar el vídeo.

El camuflaje es una estrategia usada por los violentos para no ser identificados. La policía, los mossos, hacen uso abusivo de ella. Los policías que se ensañaron con personas indefensas el día 27, en la plaça de Catalunya lo hacían sin portar identificación. Un asunto en el que el conseller Puig no ha querido rectificar. Introduce entre los manifestantes a policías secretos para, según testigos, iniciar las agresiones que provocaron la carga de los antidisturbios. Censura y camuflaje.

Dice Felip Puig:
"Ayer había feroces ganas de batalla campal y de guerrilla difusa por las calles de la ciudad". (La Vanguardia, 16/06/2011)
Una cosa es hablar de datos y otra de ganas. No hace falta ser un psicólogo para adivinar quiénes tienen más ganas de provocar la violencia. Y tenemos el dato que su prestigio estaba muy tocado desde la carga brutal de sus mossos contra los acampados. Si él puede adivinar las ganas de los demás, los demás también podemos adivinar las suyas.

Puig admite que subestimó los métodos y la "violencia extrema" de los 'indignados'. Pero, ¿hemos de sospechar que fue un fallo o respondía a una estrategia premeditada?
"Al bloquear ellos mismos [la policía] el paso, pero haciendo ver que es culpa de la protesta, los parlamentarios no pueden acceder por las entradas habituales y el discurso propagandístico habitual exclama: “No se puede impedir entrar en el Parlament a los legítimos representantes.” Las bocas de los políticos se llenan de democracia, manchando su significado, como siempre. (J.M. Goig, 15/06/2011)
Toda la casta política apoya ahora al inefable Puig. Tremendamente orgulloso de sentirse reivindicado nos lanza su próxima amenaza: denunciar a Arcadi Oliveres por insinuar lo que todos sabemos, que los mossos no juegan limpio.

Censura y camuflaje. Y represión.

Captura del vídeo censurado.

miércoles, 15 de junio de 2011

La perversión del sistema

Era cuestión de tiempo que llegara el día en que Felip Puig se frotara las manos:
"Seguramente soy el único que entendió el 27 de mayo". (El Mundo, 15/06/2001)
La imagen terrible de la violencia de los mossos contra ciudadanos que no se defendían dio la vuelta al mundo. Muchos pensamos que debería dimitir, pero él insistía que los indignados fueron los violentos. No lo demostró, pero cuando anunció que pensaba dotar a los mossos de cámaras en sus cascos, más de uno debimos caer en la cuenta de que las próximas imágenes le darían la razón. Puig sabía que toda la casta política estaba con él, o lo estaría si conseguía demostrar que fueron ellos los indignados los que atacaron.

Era cuestión de tiempo. Esperanza Aguirre los acusaba ayer de totalitarios y pseudonazis. Rita Barberá sostenía que cultivaban marijuana frente a su despacho del ayuntamiento. Gallardón hijo arremetía contra el movimiento con el que simpatizaba después del acoso sufrido por su padre.

Era cuestión de tiempo que de la deshumanización el sistema pasara a la criminalización de los indignados. ¿Acaso no era previsible? Lo mismo ocurría con los movimientos antiglobalización de finales de los noventa. Grupos de violentos, pertenecientes o no al movimiento lanzaban una primera piedra.

Los indignados reflexionan:
"Esta es una batalla ideológica, política, no física ni militar".
"No podemos perder la credibilidad que nos hemos ganado, hemos de mantenernos sentados y con las manos en alto". (EITB, 15/06/2011)
Bono, Mas y todo el PP apuestan por seguir el camino trazado por el propio Puig: repartir porrazos y bolas de goma. ¿Tiros, quizás? Sí, puede que lleguemos a eso. Uno de los comentarios decía que resulta mucho más barata una caja de pelotas de goma que llevar a los diputados hasta el Parlament.

Claro que otro daba a entender que las medidas económicas que se están aprobando generarán mucha más violencia aún contra muchos más ciudadanos. Son tremendamente injustas y responden a un sistema perverso que sólo favorece a los ricos y perjudica a la mayoría de la población. Incluso a esas clases medias que pretenden que las fuerzas del orden público garantizan algo que no sea el privilegio de la oligarquía obsesionada con ganar más y más.

Es patético ver como, esta vez sí, toda la casta política se pone de acuerdo en defender este modelo de democracia. Pero es obvio que "la democracia no es un juego limpio" tal como sostienen en 'Bastardos sin honor'. Artur Mas afirma que:
"Puede que nuestro sistema democrático tenga imperfecciones, pero yo prefiero una democracia, aunque sea imperfecta, antes que el caos violento que nos hemos encontrado hoy". (EITB, 15/06/2011)
A él ya le va bien que las cosas sigan como están, pero yo no estoy de acuerdo. Las imperfecciones de este sistema son las que están creando el peor de los caos. Nada hay que justifique enriquecer a unos pocos empobreciendo a otros muchos. Eso no es democrático. Eso es una perversión.

Para Mas, los indignados son unos "profesionales de la violencia", que han cruzado "las líneas rojas", afirma.

Puede que Mas sepa bien de lo que habla a tenor de lo que revelan estas imágenes:


¿Quiénes son esos fornidos manifestantes a los que los mossos vienen a rescatar con tanta amabilidad? ¿Por qué cubren sus caras? ¿Hablamos de camuflajes, de propaganda, de estrategia? No te pierdas este enlace: http://jmgoig.wordpress.com/2011/06/15/estrategias-del-poder-para-desprestigiar-movimientos-sociales-el-caso-parlamentcamp/


¿Cuántas líneas rojas están dispuestos a cruzar para no tener que escuchar el clamor que reclama que la democracia sea real, y no el simulacro que tenemos?

REUTERS/Albert Gea

martes, 14 de junio de 2011

Indignados con los indignados

Aproveché mi último viaje a Valencia para visitar a los indignados, a última hora de la mañana. Antes de eso, me vi con varias personas a las que adelanté mis intenciones. La reacción era de sorpresa. La burguesía ya ha asimilado el mensaje que transmiten las ondas radiofónicas o publican los diarios: hay que indignarse con los indignados. Se llega a extremos que rayan en las técnicas utilizadas por las nazis, que fueron tan bien descritas por Klemperer [1].

El contraataque de la trama mediática contra los indignados supone girar el marco, exponiéndoles a los segundos como indignos y mostrando a los ricos, los bancos y la casta política como los verdaderos indignados. La receta es la de deshumanizar ala gente que está en las plazas, o que se manifiesta. En Abc les llaman "perroflautas" y sus campamentos acaban siendo de los "empulgados" según La Razón.

Me hablan de salubridad y de ratas, como si fuera una novedad que en nuestras ciudades abunden estos animales.

Me dicen que cuando les preguntas no saben qué responder. No saben qué hacen allí, ni por qué se manifiestan, ni que es lo que quieren. En un blog de Periodista Digital, cuyo título es "Ya crispo yo por ti", su autor César Sinde se dedica a decir memeces con el ánimo puesto en eso, en crispar a propios y extraños con argumentos como éste: "Indignados: moved el culo y buscad trabajo". Éste sí que sabe lo que quiere, pero no sabe de lo que habla. Sostiene, como muchos otros, que toda la culpa de la crisis es del PSOE, para aclararnos después que el problema "no lo arreglan Zapatero ni Rajoy". ¿En qué quedamos?

Llego a la plaza del Ayuntamiento, rebautizada ahora como la "plaza del 15-M" y lo primero que veo es a dos personas barriendo un suelo que yo diría que ya está limpio. Bajo una lona roja se encuentran los encargados de dar los primeros auxilios, pero no hay una cola de gente como sugerían en La Razón para que les desparasiten, sino que reina la tranquilidad más absoluta.

Al poco tiempo se me acerca un joven de largas melenas con el que entablo conversación. Me asombra su entusiasmo después de la tormenta de anoche y de los porrazos del día anterior. Rebosa optimismo y determinación. Y tiene muy claras sus ideas. ¿No me decían que no sabían ni expresarse?

Lo mismo me ocurre cuando me acerco a otro puesto en el que un cartel lo identifica como punto de información. Allí una joven explicaba con una infinita paciencia el funcionamiento asambleario del movimiento 15-M. El hombre al que atendía, algo más joven que yo, se empeñaba en no entenderla. Preguntaba, por ejemplo, sobre quién era la persona responsable de tal o cual acción. Y ella le reiteraba que no hay líderes, que hay asambleas y comisiones. Que son abiertas, y que si él tenía alguna propuesta que asistiera a ellas y la expusiera.

¿Hace falta un líder? Pienso que no. Sobre todo cuando hemos descubierto la comunicación en red. Nadie es líder. Simplemente, todos aportamos ideas y aprendemos a hacerlas compatibles con las de los demás.

Compartir es lo que hace fuerte a este movimiento.

Competir es lo que nos aisla y nos debilita.
 

El poder nos prefiere aislados y le incomoda no encontrar la manera de controlar a los indignados. Se enfrenta a una multitud que no se estructura como un partido político. Que no destaca a sus líderes. ¿Cómo hablar, pues, con ellos? ¿Cómo sobornarlos? ¿Cómo amedrentarlos? Individualmente es fácil. Pero colectivamente es imposible. 

Por eso optan por deshumanizarlos. Porque así es más fácil enfrentarse a ellos con la violencia policial. Si la "gente de bien" ya sólo ve perroflautas, ratas e inmundicia, apoyará las futuras operaciones de limpieza. 

Y puede que lleguen a apoyar que se levanten campos de concentración, tal vez. 

Como si no hubiera quedado clara la tendencia pseudo-nazi de los contraataques de la casta política-mediática, os diré que ya hay quien desvía esa percepción haciendo recaer la sospecha de que la derecha más xenófoba de Europa sería el equivalente a nuestros indignados, talcomo hace Tomás Cuesta en 'El dóberman y el perroflauta' (Abc, 07/06/2011).



[1] Victor Klemperer en sus diarios, publicados en dos tomos por Galaxia-Gutemberg en 2003.
Fotografía del autor de esta bitácora. 10/06/2011

jueves, 9 de junio de 2011

Esos escasos minutos de gloria


Yo diría que el príncipe Felipe tiene una especial querencia por las republicanas. Se casó con Leticia Ortiz, y se acercó a conversar con una desconocida que gritaba "¡Viva la República!". Me ha costado averiguar su nombre: Laura Pérez. Es abogada, y es de Navarra.

La conversación transcurre de un modo bastante cordial por ambas partes, aunque es fácil distinguir el gesto de enojo del presidente navarro, Miguel Sanz, así como el nerviosismo de algún guardaespaldas. La cosa no era para menos: un referéndum sobre la monarquía y la república.


Hablar de estos temas en público tiene el inconveniente de las interrupciones y los solapamientos de varias conversaciones, costumbre muy española, dicen.

En cualquier caso era evidente que los intereses personales del príncipe no iban por la línea de proponer un referéndum, y mucho menos de abdicar como le pedía Pérez.
- "¿Ese es el único problema que tiene en su vida?" -le pregunta alguien fuera de plano.
Y es que hay nervios. En la Casa Real saben que los indignados de las plazas se hacen preguntas. Están cuestionando el sistema.
- "Yo creo en el sistema" -dice Felipe.
Pérez también, y precisamente por ello insiste en que no quiere ser súbdita, sino ciudadana.

La preocupación de Sanz llega a su punto de ebullición y se ve en la obligación de señalar que:
- "La primera y la segunda república terminaron como el rosario de la aurora".
Pero no aclara el por qué: fueron sendos golpes de estado los que pusieron fin a las mismas. El primero de naturaleza borbónica, y el segundo de ideología fascista. Sanz se calla que en ambos casos el remedio impuesto por los militares fue peor que la enfermedad.

Finalmente, el príncipe zanjó la conversación de una manera bastante cortante:
- "Desde luego has conseguido el minuto de gloria".
- "No era ese mi objetivo".
- "Pues desde luego lo has conseguido porque esto no llega a ningún lado".
http://www.elcomercio.es/v/20110607/gente/principe-laura-perez-monarquia-20110607.html
Un minuto de gloria que a Pérez le sabrá a poco, y que Felipe tanto valora. Imagínate que todos los súbditos reclamáramos nuestro derecho a ese minuto de gloria. Ni en una vida, ni en dos, ni él ni sus descendientes podrían concedernos tal deseo. Pues cuarenta y tantos millones de minutos de gloria son demasiados minutos, incluso para un príncipe.

Tiene razón, así no llegamos a ninguna parte. Pero si nos propone ese referéndum que Pérez le reclamaba, todos podríamos disfrutar de ese minuto de gloria y ¿quién sabe? igual él le encontraría ventajas a una vida menos regia pero más humana. Una vida en la que le oigamos menos a él y más a esas republicanas a las que manda callar a golpe de manecilla de reloj: tic, tac, tic, tac, tic, tac,...

martes, 7 de junio de 2011

La historia del revés


Leyendo a Antonio Burgos en Abc uno podría pensar que, en efecto, Franco no era un dictador y que es ahora cuando sufrimos algo todavía peor:
"Esta dictadura [la actual, no la de Franco] le ha caído encima a mi respetado don Gonzalo. Pero, hombre, don Gonzalo Anes: ¿cómo se atreve? ¿Cómo es que para el Diccionario Biográfico no ha pedido usted el Nihil Obstat y el Imprimátur de la nueva Santa Inquisición de la Progresía? ¿Usted no sabe que la Historia hay que escribirla como ellos quieran?". (BURGOS, Antonio. Abc. 04/06/2011)
Personalmente detesto estos juegos malabares de gente tan torpe, pues el mismo Burgos ya había reconocido unos párrafos antes que:
"En mis años de Bachillerato [o sea, ya avanzado el franquismo] casi todos los libros de texto venían con los latinajos de la censura eclesiástica: Nihil Obstat e Imprimátur".
El nostálgico bromista condena el enfado actual equiparándolo al del nacionalcatolicismo pese a saber que el vergonzante diccionario ya está en la calle, bendecido incluso por el descendiente de Felipe V, y con palabras tan solemnes como éstas:
"En suma, esta obra nos hace ser más conscientes de lo que es España y de lo que somos como españoles". (Casa Real, 26/05/2011)
La defensa que algunos hacen del ridículo puede servirnos para reflexionar sobre ciertos malentendidos que circulan, interesadamente supongo, alrededor de la historiografía de nuestras Españas. Y es que la Real Academia de Historia (RAH) había conseguido mantenerse fuera de los focos desde que en 1738 el rey Felipe V les otorgara la Real Cédula que permitía sus reuniones. La misión de la RAH sería la de procurar «la importante verdad de los sucesos, desterrando las fábulas introducidas por la ignorancia o por la malicia, conduciendo al conocimiento de muchas cosas que oscureció la antigüedad o tiene sepultado el descuido».

Con el Dicionario Bibliográfico ya publicado han conseguido todo lo contrario.

Dudo mucho que la biografía del primer Borbón recoja el tratamiento que aún se le da en el consistorio de Xàtiva, donde su retrato cuelga del revés como "castigo-venganza por la represión que las tropas de Felipe V causaron al pueblo, quemándolo casi por completo (por tal motivo a los setabenses les apodaron los "socarrados"), por apoyar al candidato austríaco". (http://d-historia.blogspot.com/2010/12/felipe-v-boca-abajo.html)
"Don Gonzalo habrá comprobado que hay que revisar la universal creencia de que la Historia la escriben los vencedores", decía Burgos.
Esta frase me lleva a pensar que "los vencedores" se lamentan de que la historia real se obstine en llevar la contraria a la Real Historia que ellos pretenden imponer. Tanto es así, que se podría pensar que el célebre Diccionario no obedece a otra cosa que al intento de los conservadores de imponer su visión parcial e interesada. ¿No es esa la línea del gran esfuerzo de la industria editorial conservadora en la que están autores como César Vidal, con un libro titulado "La guerra que ganó Franco" (2006), por ejemplo?

El primer malentendido tendría que ver con determinar qué es eso de la "historia oficial". Y ahí destaca la publicidad que se mueve en torno a un auténtico fenómeno mediático surgido de ya mencionada industria editorial. Me refiero a Pío Moa, un exterrorista confeso que es ahora un referente cultural para los nostálgicos del franquismo. A este hagiógrafo del Caudillo por la gracia de Dios nos lo presentan como "el hombre que desmontó la versión oficial de la Guerra Civil". Y yo que, también educado en el franquismo, pensaba que la historia oficial era la que nos enseñaban entonces, esa a la que Moa pretende retrocedernos.

Lo cierto es que Moa y Vidal no son casos aisladso, pues después del ridículo monumental del Diccionario de la RAH, queda muy claro que existe mucha más gente interesada en cambiar lo que ellos llaman la "historia oficial", es decir, suplantarla por la que los historiadores franquistas y borbónicos se inventaron. La historia del revés.

A saber por qué, Barragán-Lancharro expone sus argumentos tal como siguen:
"La tónica que une a estos historiadores marxistas (Santos Juliá, Julián Casanovas, Ángel Viñas…) es el sectarismo y la exclusión de los historiadores que no comulgan con sus ruedas de molino. Como se mueven en la subvención, utilizan éstas, aún viniendo de entes públicos, para excluir y marginar". (BARRAGÁN-LANCHARRO, Antonio Manuel. Religión en Libertad. 05/06/2011)
Curiosamente, es el Diccionario de la RAH el que está muy bien subvencionado, pero eso no lo dice. Nos cuesta a los españoles 6.000.000 de euros, o sea, unos mil millones de las antiguas pesetas. ¿De qué subvenciones se queja? Y ¿acaso no ha quedado claro que la RAH discrimina a esos y a otros historiadores, precisamente?
"El propagandismo político, el sectarismo ideológico, la unción religiosa y la defensa de valores antiliberales y antidemocráticos presentes en algunas de las biografías ya publicadas (valgan como ejemplo las entradas de Franco y de Escrivá de Balaguer) hacen temer que el menosprecio hacia los criterios historiográficos sea la regla y no la excepción del proyecto". (PRADERA, Javier. El País. 05/06/2011)
Por su parte, un presentador de noticias en Intereconomía piensa que los españoles digerimos mal la figura de Franco:
"Pero casi cuarenta años después de muerto Franco, ¿qué sentido tiene ser antifranquista? Sin embargo, el sistema de poder vigente en España desde 1978 ha hecho del antifranquismo uno de sus rasgos centrales". (ESPARZA, José Javier. 'Juicio a Franco'. Libros libres.)
Los alemanes y los italianos zanjaron de alguna manera su problema. No es muy probable encontrar ciudadanos de esos países que no reniegen del nazismo o el fascismo. Pero nuestra derecha más reaccionaria sigue erre que erre. El británico David Irving ha tenido problemas con la justicia europea por hacer lo mismo que aquí hacen Moa y otros.

Por eso nos recuerdam una obviedad: que la guerra la ganó Franco, cosa que no hicieron ni Hitler ni Mussolini.

Negacionismo de la historia oficial, o afirmación de la misma si es que nos referimos a la del franquismo. En esas se mueve la Real Academia de la Historia. Desde su columna en La Razón, José María Marco anima a mantener impasible el ademán:
"Esta izquierda es irreformable. En este caso, lo mejor que se puede hacer es continuar con la tarea de sacar a la luz la historia auténtica, sin dejarse contagiar por la paranoia de izquierdas". (MARCO, José María. La Razón. 06/06/2011)
No toda la gente de derechas se enroca como Marco. El premio Nobel, Mario Vargas Llosa se expresaba de esta manera:
"Lo que ha ocurrido con la Real Academia de la Historia es una auténtica vergüenza, sobre todo en lo que se refiere a la biografía sobre Franco. No se puede admitir esto a estas alturas. Y aún menos se puede tolerar que esto se pague con dinero público". (El País, 02/06/2011)
Finalmente, el análisis más lúcido podría ser el de Javier Cercas:
"¿De qué nos extrañamos? Lo extraordinario es que Luis Suárez escribiera otra cosa sobre Franco. Que él haya sido el elegido es la consecuencia lógica no solo del martilleo de pseudohistoriadores y pseudoperiodistas que llevan años tratando de legitimar el franquismo, también lo es del coqueteo de historiadores más serios con la equidistancia entre franquismo y República. [...] La visión benevolente, halagadora y mistificadora del franquismo es un maquillaje de la realidad que es moneda corriente en este país. Y es lo que sucede cuando emborronas los límites y dices que los dos bandos de la guerra eran lo mismo. A partir de ahí puedes mentir y no pasa nada. Sería preocupante que esa visión terminara en los manuales de las escuelas". (El País, 02/06/2011)
Preocupante es que ese podría ser, en mi opinión, el objetivo que persiguen.

_______
Entradas relacionadas: 
Politizando a golpe de diccionario http://naveganteonaufrago.blogspot.com/2011/06/politizando-golpe-de-diccionario.html
El peso de la posteridad  http://naveganteonaufrago.blogspot.com/2011/05/el-peso-de-la-posteridad.html

Imagen de http://d-historia.blogspot.com/2010/12/felipe-v-boca-abajo.html

lunes, 6 de junio de 2011

Banalizando la fe y sacralizando el fútbol


El valencianismo es una devoción, dicen sus dirigentes durante una reunión que más bien parece una confirmación. Se ve que el hecho de que muchos de ellos estén vinculados a movimientos religiosos conservadores les lleva a la presentación de una campaña publicitaria que más parece una evangelización, o una cruzada. El Valencia Club de Fútbol (VCF) ya ha retirado uno de sus dos anuncios televisivos con vistas a conseguir abonos para la próxima temporada, según La Razón. (LaRazón, 04/06/2011)

Se trata de una escena que representa una misa en el momento de la eucaristía. El sacerdote le dice al niño: "Esa no, la otra". Y la otra no es otra que la de la Champions. Increíble, pero cierto. 

Y es que los dirigentes valencianistas deben pensar que los valencianos, sobre todo, creen. Creer es lo contrario de pensar o razonar. No, no estoy diciendo que los creyentes no piensen o razonen, sino que en determinados temas la fe actúa como un cortocircuito que le lleva a uno, o a una, a actuar según lo que cree independientemente de los datos que le indican que debería hacer lo contrario.

¿Es el fútbol el nuevo opio del pueblo?

En todo caso, el valencianismo busca certezas y las encuentra en la ilusión con la que los valencianistas adoctrinan a su prole. El responsable de la campaña, Damià Vidagany, reconoce que los niños no saben lo que los mayores hacen con ellos, ni lo que significa esa camiseta, ni ese escudo, ni ese estadio. Pero toda piedra hace pared y para cuando crezca ya sabrá que puede ser desheredado si se convierte en seguidor de Messi, por poner un ejemplo.


Pero, precisamente por eso, los del VCF han metido la pata: con las cosas sagradas no se juega.

Y es que en Valencia tenemos, o algunos tienen, la creencia de que ya conseguimos el Santo Grial en alguna competición anterior de cuyo nombre nadie se acuerda. Dicen en La Razón:
"La sensibilidad eucarística en Valencia es muy especial al guardar en su catedral un vaso de ágata de estilo helenístico fechado por los expertos en el siglo I, y que pudo ser el que usó Jesucristo en la Última Cena. Guardado durante la Edad Media en el oculto monasterio de San Juan de la Peña, se considera que pudo dar origen a las leyendas sobre el Santo Grial". (LaRazón, 04/06/2011)
Del 'pudo ser' al 'es' hay mucho trecho, pero bueno... esta copa ya la tenemos. Algún día llegará la Champions. "Cree", dicen los del VCF. 

Y si has dejado de creer, si piensas que "pasán los años y que allá arriba nadie se acuerda de nosotros", ves y confiésate, dicen los del VCF. La penitencia: cantar cuatro "A por ellos" y cinco "Ale, València, ale". 

El spot del confesionario en el que aparecen los jugadores Joaquín y Soldado no parece que haya ofendido tanto como el del Santo Grial. Al fondo me parece vislumbrar el altar de la Virgen de los Desamparados, con la Cheperudeta en el centro.


Siempre me ha sorprendido esta extraña relación entre el fútbol y la religión. Es sabido que muchos equipos rinden visita a los santos patronos de las ciudades donde se ubican para dar gracias por los triunfos conseguidos o para pedir su intermediación para las competiciones que se avecinan. Me preguntaba como habría de actuar un jugador musulmán, que haberlos haylos. O un no creyente.  

Probablemente es una cuestión que ya figura en sus contratos de imagen. 
_______
Uno de los fotogramas del spot retirado que aún se puede ver en http://www.youtube.com/watch?v=jyEwsD3X49c&feature=related (Última consulta el 05/06/2011 11:25 h)
Imagen de la conferencia en la que se presentó la campaña.
El anuncio del confesionario lo tienes en http://www.youtube.com/watch?v=FNeHOoyzvPg&NR=1


domingo, 5 de junio de 2011

Politizando a golpe de diccionario


Las polémicas entradas en la 'obra magna' de la Real Academia de Historia (RHA) han desatado la furia del 'gallinero progre' nos dice Pío Moa desde su púlpito de Libertad Digital. Moa no pierde la ocasión para loar, una vez más, al Caudillo. También desde el mismo medio, Cristina Losada nos recuerda que "nada más autoritario, nada más franquista, que la presión por someter a los académicos a las exigencias del poder", sin aclararnos que son ellos los que representan el poder, requisito fundamental para ejercer como académicos reales. Sin abandonar este diario digital, nos encontramos con un más moderado Jorge Vilches que, sin embargo, se queja de que "se ha dado carta de naturaleza e importancia a la parte más desagradable de la politización de la Historia". Pero no se refiere a que la propia Real Academia de Historia haya querido politizar la historia desde sus despachos, no. Vilches reconoce que eligiendo a Luis Suárez para hablar de Franco ya se sabía lo que iba a decir, pero a esto no le llama politizar. (Recordemos que el tal Suárez es presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos, uno de los pocos poquísimos que tienen acceso a la Fundación Franco y que, además, es miembro del Opus Dei).

Para esta gente, los que politizan son siempre los progres, nunca los conservadores o los neoliberales. Y aún menos la Iglesia, que también anda metida por ahí dentro. En una entrevista en La Razón, Gonzalo Anes, el director de la RAH, afirma que "los inquisidores siguen existiendo", pero apunta a esos insignificantes que critican su obra magna y no a los miembros del Santo Oficio que hizo fortuna en nuestras tierras.

Aunque fue el diario Público el primero en reparar en el desaguisado, ha sido en El País, donde Gonzalo Anes y Álvarez de Castrillón, marqués de Castrillón, se retrata tal como es. Se trata de una entrevista imprescindible, de las que hay que leer para comprender el verdadero talante de la historia de la España única. Sin asumir ninguna responsabilidad, pues no piensa dimitir, Anes sostiene que no leyó la entrada correspondiente a Franco, y que sigue sin haberla leído a día de hoy:
"No he tenido tiempo. ¿Qué quieren, que me ponga a leerla ahora, mientras estoy hablando con ustedes?". (Anes, 04/06/2011)
Anes, que está a punto de cumplir los ochenta, se siente desfallecer cuando el periodista insiste en saber si Franco fue o no un dictador.
"Miren, estoy agotado y me tengo que ir". (Anes, 04/06/2011)
Y tal vez debió hacerlo, porque a continuación se mete en dos charcos él solito. El primero cuando saca el tema de Hitler a modo de defensa y el periodista le hace ver que los alemanes sí cuentan la verdad de su monstruo particular. Menuda metedura de pata. Y el segundo cuando responde sobre las carencias de la institución que él preside. Porque, ¿qué le falta a la Academia?:
"Más mujeres. Las hay muy preparadas pero menos que los hombres. Hay una cuestión: un historiador necesita disponer de muchas horas para documentarse en los archivos. Y por desgracia, en las mujeres esas miles de horas están dedicadas a criar a sus hijos y a ser amas de casa". (Anes, 04/06/2011)
Si, es una desgracia. Pero siendo que él tan hombre y por lo tanto tan liberado de hacer camas, freír sardinas o cambiar pañales, ¿cómo es que no encuentra el tiempo para leer de qué va su propia obra magna? Su obra magna ya es un monumento a la prepotencia, al patriarcado, al fascismo y al conservadurismo más rancio y obsoleto.
"Y punto". (Anes, 04/06/2011)
Vale, y punto.

_______
En esta bitácora hay una entrada anterior sobre este mismo tema en: http://naveganteonaufrago.blogspot.com/2011/05/el-peso-de-la-posteridad.html

sábado, 4 de junio de 2011

El dibujante es un bolchevique, dicen

Me he entretenido buscando reacciones al viral de Aleix Saló y me he encontrado algunas perlas, sobre todo en El Economista. Este diario digital se hizo eco de la crítica 'Desmontando Españistán', firmada por José Luis Ruiz Bartolomé.

Tal vez por ello, le concedieron el derecho de réplica y el propio dibujante escribe un artículo muy interesante:  'Españistán simplifica por su formato, pero no busca culpables'. En él explica que él es un simple viñetista y que no pretende dar lecciones de economía, sino contar lo que nos ha pasado de una manera sencilla que todo el mundo pueda entender. Se le ha criticado que señale a Aznar como el único culpable cosa que él niega. Saló aprovecha para explicar un tema importante:
"Dicha palabra, 'culpa', merecería un capítulo aparte en el que pudiéramos analizar el origen de esta obsesión tan patria de hacer análisis extremadamente superficiales de las catástrofes para luego buscar culpables antorcha en mano y quemarlos en la plaza del pueblo. 'Culpa', una palabra que utilizamos en un sentido casi medieval, pensando que es la antesala de la Justicia. La realidad es siempre compleja, y en los fenómenos de alcance estatal hay por fuerza muchos agentes implicados". (Aleix Saló)
Sus argumentos no dejan contentos a todo el mundo, eso queda claro:
"¿Cuánta pasta has recibido de la Pajín por este NODO bolchevique?". (lucilio)
"Claro que no, aleix, eres absolutamente imparcial y nada partidista.Como El wyoming o buenafuente...a nivel de Publico y la Sexta. Sigo sin entender que hace El Economista dandote publicidad gratis". (jashondo)
Son los perspicazes cachorros del PP a los que no les engaña nadie. Son los que le acusan de partidista, sectario, bolchevique, manipulador,... No te digo nada de los comentarios que he encontrado en los foros de Libertad Digital, donde se niegan incluso a visionar el video. Y es que 2.000.000 ya son muchas visitas deben de pensar.

Finalmente, una observación bastante oportuna:
"Lo que me resulta gracioso, leyendo los comentarios, es que la gente de derechas llame bolchevique al PSOE. Pero si desde la época de Felipe González no tiene ya ni la categoría de partido de izquierdas. Si es el partido que más ha hecho porque los ricos sean más ricos... bolcheviques ¡Ojalá!" (Alejandro)
_______
Entradas anteriores relacionadas con este tema: http://naveganteonaufrago.blogspot.com/2011/06/la-crisis-explicada-por-salo.html

viernes, 3 de junio de 2011

Sobre el futuro de Internet


Los políticos de los países más ricos del planeta, el G-8, se reunieron en París con las figuras más relevantes de las nuevas tecnologías y de la comunicación digital. Asunto del día: poner la Internet bajo control. Allí estaban los CEO de Google, Facebook, eBay, News Corporation, Universal Music, France Telecom,... frente a los Obama, Cameron, Sarkozy,...

El presidente francés insistió en que no hay que olvidar que los gobiernos son "los únicos depositarios legítimos de la voluntad popular". Más bien son los que raptan esa voluntad para luego hacer lo que las grandes corporaciones les ordenan que hagan, porque ¿para quiénes trabajan los políticos?

La Red, o la web, se ha convertido en un ágora virtual donde la gente puede hablar y escuchar sin necesidad de representantes políticos actuando como intermediarios. Al igual que la Iglesia católica con la llegada de la imprenta, nuestra casta política siente que pierde poder. Entonces la gente empezó a leer por sí misma, en voz baja, por primera vez. Hoy, descubren la Red y conversan todos con todos. La Inquisición, el absolutismo, los totalitarismos y el fascismo trataron de impedir que la gente hablara. El liberalismo hizo como que lo permitía cuando en realidad sustituía todos los espacios de conversación con entretenimiento, fútbol, programas basura, etc.

Todos estos liberales pretenden recortar la libertad, la apertura y la transparencia que nos brinda Internet.

Por lo que nos cuenta Mariano Blejman en Página 12, sabemos que entre los invitados de última hora colaron a un activista: John Perry Barlow, de la Electronic Frontier Foundation. El sistema siempre busca coartadas que les permitan fingir un cierto equilibrio democrático.

Aún así, Barlow acertó cuando declaró
"estar más interesado en «incentivar la creatividad de las personas que inventaron cosas, y no en lo que grandes instituciones han tenido durante años». La audiencia lo aplaudió, incluso para su propia sorpresa"
Y es que "la arquitectura de Internet ha cambiado las reglas del juego. La producción de riqueza, la distribución del conocimiento, la idea de transparencia gubernamental son ya demasiado fuertes como para ser desarmadas".

Puede que esta vez los ricos no supieron ver lo que se les venía encima. Blejman apunta a que la «idea» de Internet tal vez sea ya más poderosa que Internet misma, y la generación digital tiene otra forma de concebir las relaciones sociales, económicas y políticas.

¿Acaso no lo estamos viendo hoy en nuestras plazas?

http://www.fotopedia.com/wiki/John_Perry_Barlow

jueves, 2 de junio de 2011

La crisis explicada por Saló


Está arrasando en Youtube. Se trata de una animación del dibujante Aleix Saló que cuenta la génesis de la burbuja inmobiliaria y el proceso nos que llevó hasta la crisis actual. Él mismo nos habla de su 'Españistán' desde uno de los campamentos de indignados.
Si prefieres ver la entrevista que le hacen en La Sexta, mira este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=3BUN00STr2s&NR=1
Pero si quieres ver el video completo, lo tienes aquí: http://www.youtube.com/watch?v=N7P2ExRF3GQ&feature=related
Y si quieres leer lo que él mismo dice (y dibuja) en su bitácora: http://aleixsalo.wordpress.com/
Poco más os diré, esta vez, salvo que Internet es el medio más adecuado para explicar las cosas complicadas. Os confieso que he leído varios artículos sobre la crisis, algunos muy buenos, pero sólo Saló lo cuenta de un modo fácil y divertido, juntando todos los datos, con estadísticas, enfatizando los momentos claves y añadiendo un toque imprescindible de mala leche.

Los milagros no existen, pues al final alguien tiene que pagar el pato de la crisis y no van a ser los que nos metieron en ésto, precisamente.

Sin embargo, gracias al video promocional y a Internet, al canal Youtube y sobre todo a los internautas, Alex ha visto como su mundo está cambiando:
"El boom ha sido tal que mi editorial ha convocado de urgencia una reunión de crisis con la distribuidora para que en menos de una semana todas las tiendas tengan suficiente stock para cubrir el disparo de la demanda, mientras ya está encargada la segunda edición". (http://aleixsalo.wordpress.com/)
¡Bien, por Alex! Me voy a comprar su cómic, ya. O mejor aún, todos sus cómics.

_______
Se escribió una entrada posterior sobre este mismo tema: http://naveganteonaufrago.blogspot.com/2011/06/el-dibujante-es-un-bolchevique-dicen.html

miércoles, 1 de junio de 2011

Según Elentir: Pajín, peor que Sinde


La desafortunada Ley Sinde logró despertar a miles y miles de internautas que se oponen a que sean las grandes corporaciones quienes definan el futuro de Internet.

Mucho menos ruido ha armado la iniciativa de su colega, la ministra Leire Pajín, aunque a efectos de la libertad de expresión podría ser incluso mucho peor. La bautizada como la Ley de Igualdad de Trato se trataría de una auténtica "ley mordaza", según afirma Elentir en su blog, 'Contando estrellas'. Su artículo, 'Así afectará a los blogs la Ley Mordaza que prepara Leire Pajín', publicado en Rebelión, está escrito de una manera muy clara e ingeniosa, aunque sus verdaderas intenciones quedan algo difusas como explicaré luego.

Según su autor, puedes ser multado si no moderas los comentarios en tu blog, es decir, si permites que alguien vierta contenidos ilegales en tu bitácora. Pero también puedes serlo si discriminas la participación por razones ideológicas o de otro tipo. Es decir, el campo queda bastante restringido y la ley puede servir como un sistema de autocensura por exceso o por defecto. Ya me imagino a muchos desactivando la opción de los comentarios, que es lo que parece que le gustaría al poder.

Las preocupaciones de Elentir me merecen una cierta sospecha. Porque, ¿qué es exactamente lo que le preocupa? El acto de moderar, evidentemente. ¿Por qué? Porque Elentir es un moderador. El moderador más implacable de los foros de Hazte-Oír. De hecho, Elentir se define a sí mismo de esta manera:
"Soy católico por bautismo y convicción. Me defino como liberal-conservador, no pertenezco ni me identifico con ningún partido político y defiendo una mayor participación de los ciudadanos en la vida pública mediante movimientos sociales. No me callo ante los abusos e injusticias. Como dijo Edmund Burke: "Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres de bien no hagan nada". http://www.outono.net/elentir/perfil/
Y ahí está él, "hombre de bien", haciendo algo: cortando cabezas el los foros que modera. Esto es, censurando aquellas opiniones que le resultan molestas. No importa que utilices un lenguaje correcto y considerado. Lo sé porque, hace unos años, fui una de sus víctimas en Hazte-Oír, el foro neocon-ultracatólico por excelencia.

A Elentir le gusta la libertad de expresión, pero sólo la suya. Así comienzan las reglas de participación para su blog:
"No admito comentarios ofensivos o contrarios a los derechos y a la dignidad de la persona. Tampoco admito lo que en internet se conoce como troll. Si vienes a este blog a provocar, ofender, hacer publicidad o molestar a los demás, tus comentarios ni siquiera llegarán a publicarse. Soy liberal, no masoca". http://www.outono.net/elentir/condiciones-de-participacion/
Yo sí debo ser 'masoca', ya que permito la publicación de comentarios sin previa moderación. Es cierto que hasta ahora nadie ha utilizado los comentarios de mi bitácora de una manera inadecuada... pero me pregunto ¿qué entiendo yo por inadecuado?

Desde luego no los comentarios del tipo que Elentir censura. Aquí sí se puede hablar de todo, y desde todos los puntos de vista. Pueden molestarme los argumentos que no están bien documentados o que se basen más en opiniones y creencias que en datos y razonamientos. Pero no voy a censurarlos por eso.

Si llegaran insultos o spam, ya sería otra cosa. Aún así, me lo pensaría dos veces.

Y es que yo entiendo que las bitácoras o los foros son espacios comunitarios, no privados. Espacios de conversación, no de conservación. El hecho de que este blog lo ideara yo mismo, y que sea también yo el que escriba en él, no significa que no sea también tu espacio. Vuestro espacio, el espacio de todos. Todo lo contrario de lo que opina nuestro amigo Elentir:
"Al tratarse de una bitácora privada, me reservo el derecho de admisión. Esto incluye la no publicación de los comentarios que no respeten estas condiciones y el ban de sus autores".
En "mi" bitácora todos los comentarios son bienvenidos. Incluidos los de Elentir.

Imagen procedente de http://periodismoparaperiodistas.blogspot.com/2009/03/leire-pajin-internet-ya-no-es-una.html