domingo, 17 de julio de 2011

El hombre que era dueño de las noticias

News Corporation, el imperio de Rupert Murdoch está contra las cuerdas. Por motivos estratégicos cerró el News of The World, pero eso no ha impedido que dos de sus directivos estrella, Rebekah Brooks y Les Hinton se hayan visto obligados a dimitir. Hinton dirigía The Wall Street Journal, mientras que Brooks, la mano derecha de Murdoch, acaba de ser detenida por la policía. Dirigió el News of The World y posteriormente The SunYa son nueve los arrestos que afectan al entorno del imperio Murdoch. ¿Qué ha pasado? Simplemente, que las teorías de la conspiración eran ciertas.

Fue en 2009 cuando el Guardian londinense denunciaba la práctica de escuchas telefónicas, se les tachó de cospiranicos:
"El diario The Guardian publica una investigación periodística en la que habla de al menos 3.000 víctimas de espionaje por parte de la redacción de News of the World. Entre ellos, las actrices Sienna Miller y Gwyneth Paltrow, Boris Johnson (alcalde de Londres), el cantante George Michael, y la exesposa de Paul McCartney, Heather Mills". (El País, 17/07/2011 en http://www.elpais.com/articulo/internacional/llego/escandalo/elpepiint/20110717elpepiint_3/Tes)
Es en 2011, cuando se descubre el escándalo:
"Las investigaciones destapan que el dominical había interceptado el móvil de Milly Dowler, una niña de 13 años desaparecida en 2002 y hallada sin vida seis meses después. Los reporteros del tabloide están acusados de haber borrado unos mensajes de su buzón de voz, lo que dio a los padres falsas esperanzas de que la menor todavía se encontraba con vida". (El País, 17/07/2011 en http://www.elpais.com/articulo/internacional/llego/escandalo/elpepiint/20110717elpepiint_3/Tes)
Puede que esta crisis arruine su apuesta por hacerse con el control total de la cadena de televisión británica British Sky Broadcasting (BSkyB) que tiene los derechos del fútbol. No obstante, el poder de News Corp. es inmenso y en cierto modo es paradigmático de la amalgama de intereses que une a los medios con las grandes corporaciones y el poder político. Ni el gobierno de James Cameron ni Scotland Yard se ven libres del escándalo. En Reino Unido, Murdoch posee las cabeceras The Times y The Sun. En los Estados Unidos, The New York Post, la cadena Fox y el ya mencionado The Wall Street Journal. En su consejo de administración figura el ex-presidente español José María Aznar.

Así, no es extraño que cuando una noticia no era del agrado de Murdoch o sus colegas, los medios la incluyan rápidamente entre las teorías de la conspiración. El marco queda rápidamente definido y para la inmensa mayoría del público occidental sólo es creíble aquello que dicen los grandes medios de comunicación.

Cuando se concibe al público como consumidor de noticias es fácil que alguien se erija en el dueño de éstas.

Internet, una de las grandes preocupaciones de Murdoch, está minando la credibilidad de los grandes medios de comunicación y cada vez son más los que buscan, buscamos, otras informaciones más veraces en la blogosfera.

De todas formas, el hombre que era dueño de las noticias tal vez lo siga siendo... por bastante tiempo.

Imagen procedente de http://www.mogulite.com/news-corp-bskyb-delayed/

No hay comentarios:

Publicar un comentario