sábado, 20 de agosto de 2011

Los errores de Dios


Hasta donde yo sé, la expresión "errores de Dios" pertenece a José Alvano Pérez Bautista, el presunto terrorista que pensaba atentar contra los antipapa. Para él, los homosexuales son "asquerosas abominaciones, desechos de vida, errores de dios". Y siguiendo con su lógica no duda en proclamar que:
"Matar maricones es mi lucha". (El Mundo, 17/08/2011)
Las ideas homófobas, y criminales, de Pérez están bastante estendidas pero sorprende que admita que Dios comete errores. Según ese razonamiento, Dios no sería tan perfecto como nos han hecho creer.

Otra incongruencia que se aprecia en la actitud de este joven mexicano está en que si tanto le importa su religión ¿cómo es que pensaba saltarse el quinto mandamiento, el que dice "no matarás"? Sorprende bastante menos la falta de autocrítica que muestra con los de su credo a la hora de censurar los abusos sexuales a menores por gente que proteje sus vicios ¿sus "errores"? bajo la sotana o mitra. Uno de los casos más escandalosos es el de un compatriota suyo, el sacerdote ya fallecido Marcial Maciel.

La historia no ayuda a disipar ese halo de violencia que rodea al catolicismo. No sólo emprendieron guerras o cruzadas, sino que se empeñaron a fondo en aplicar la tortura y en quemar en la hoguera a los que no pensaban como ellos. ¿Agua pasada? Martínez-Camino, el portavoz de los obispos, ha dejado claro sus intenciones:
"No nos van a aguar la fiesta" (El Mundo, 18/08/2011)
Una estrategia para conseguirlo es aguarle la fiesta al contrario, en este caso a los laicos. Era fácil: bastaba con enviar jovencitas a interrumpir la marcha de éstos antes de su llegada a Sol. Las puedes ver en la foto, en actitud orante como mártires esperando a ser devoradas por los monstruos del mal. Según Shangay Lily la manipulación mediática ha sido escandalosa, silenciando la actitud hostil, agresiva y provocadora de los peregrinos y sacerdotes que les 'cuidaban':
"Ya habíamos tenido varios enfrentamientos desagradables con grupos que, a sabiendas de lo que hacían, se nos encaraban con la cruz al frente y rezando como si fuésemos el anticristo [...] y ponían a pobres niñas de no más de 11 años a pasar ese mal trago innecesario (especialmente una niña que lloraba descompuesta y asustada, aferrada  a su crucifijo… hay que ser muy mala persona para obligar a una niña a pasar ese trago, pero allí estaban los curas obligándoles a aguantar a pesar de sus lágrimas)..." (Shangay Lily, 18/08/2011)
Cuenta también como posteriormente él mismo fue agredido y pateado por un cura y sus acompañantes. Todo por llevar una bandera gay que los del JMJ intentaron arrebatarle.

Muy distinto es el relato que nos trae La Razón, según el cual "los laicistas agredieron sin piedad a los peregrinos en Sol". (La Razón, 18/08/2011)

Unos y otros coinciden, sin embargo, en criticar la incompetencia del gobierno. Opina La Razón que "la delegada del Gobierno, fiel a su costumbre de permanecer callada cuando en las calles de Madrid ocurren altarcados, no dio orden a la Policía de intervenir, permitiéndo así que increparan a los miles de jóvenes católicos que estos días visitan la capital". Mientras que Shangay Lily explica que "los peregrinos ni habían convocado, ni estaban autorizados a congregarse en Sol. Se había acordado que nuestra marcha acabaría en ese emblemático punto para los 'Indignados'. Cualquier Ayuntamiento, Comunidad o Delegación de Gobierno habría previsto los innecesarios conflictos y enfrentamientos que ignorar nuestros derechos podría acarrear".

Parafraseando a Martínez-Camino, se trataba de "crear violencia donde hay paz". En ésto, en hacer pasar por violentos a los pacíficos y por víctimas a los agresores, hay que reconocer que son unos expertos.

Dicen los obispos, y lo dice el Papa también, que la convocatoria de la JMJ pretende ser un encuentro con la verdad. Me pregunto si realmente desean encontrarla o más bien prefieren un "eclipse de Dios", tal como sugiere Benedicto XVI. El sumo pontífice pide, además, una mayor "radicalidad cristiana" a sus jóvenes. (Abc, 18/08/2011)
¿Se sentirá aludido José Alvano Pérez?

La pregunta que dejo en el aire es: ¿qué tiene que ver todo este montaje tan radical con el mensaje de amor al prójimo que predicó Jesús?

Nada, en mi opinión.


En fin, si quieres saber quiénes son los violentos mira este vídeo.


Te preguntarás por qué pegan a unos sí y a otros no. Parece que llevar una mochila de la JMJ puede marcar la diferencia. Es la eterna lucha entre el bien y el mal a la que se refiere uno de los de "El gato al agua".

PD/ Patricia Sánchez, una periodista de Intereconomía cuenta cómo la policía utiliza la violencia "sin motivo alguno" mientras los tertulianos de "El gato al agua" se quedan boquiabiertos. Para ellos, las cargas policiales están siempre justificadas. Puedes verlo en: http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=341502


La imagen muestra a Shangay Lily dialogando con los niños que interrumpen la Marcha Laica, en una fotografía de Susana Vera para El País.

3 comentarios:

Plácido Navarro dijo...

Daniel Nuevo explica en su blog (http://danielnuevo.com/blog/solo-por-informar/) como fue testigo de la agresión a una mujer y luego narra la agresión de la que él también fue víctima. Nuevo es el hombre que sale en el vídeo que he colgado.

Ánimo, Daniel.

Rodolfo Plata dijo...

Benedicto XVI esta equivocado al pedir a la juventud que rece por los que se han alejado de la Iglesia ocasionando el eclipse de Dios; ya que lo que debe hacerse es rezar por la Iglesia que ha alejado a los creyentes en su afán de perpetuar la tradición teocrática judeo cristiana. Negándose formular un cristianismo laico enraizado en la tradición greco romana y los valores supremos de la paideia griega de Cristo practicando el altruismo, el misticismo y el activismo social intensos, a fin de alcanzar la trascendencia humana y la sociedad perfecta. El eclipse de Dios, se debe a que fenómenos naturales (la zarza ardiente o fuego fatuo; el pie del rayo que cruzó el altar de Moisés; la nube y los rayos del mito del pacto del Sinaí), fueron explicados por los redactores bíblicos como el encuentro cercano de Dios. Convirtiendo los textos sagrados de las religiones que transitan por la ecumene abrahámica (el Antiguo Testamento o Torah, el Talmud, el Mishná, la Halaja, el Corán, el Libro de Mormon) __en una letrina moral que envenena el alma__ En cambio la vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo iluminan con luz meridiana las jornadas y metas del camino del desarrollo espiritual que recorren los místicos en su búsqueda del encuentro cercano de Dios, unicidad o experiencia de la común unión (el Padre y yo, somos una misma cosa), convirtiendo las disciplinas místicas en medicina del alma http://www.scribd.com/doc/33094675/breve-juicio-sumario-al-judeo-cristianismo-en-defensa-de-las-raices-cristianas-de-europa-laica

Rodolfo Plata dijo...

Benedicto XVI esta equivocado al pedir a la juventud que rece por los que se han alejado de la Iglesia ocasionando el eclipse de Dios; ya que lo que debe hacerse es rezar por la Iglesia que ha alejado a los creyentes en su afán de perpetuar la tradición teocrática judeo cristiana. Negándose formular un cristianismo laico enraizado en la tradición greco romana y los valores supremos de la paideia griega de Cristo practicando el altruismo, el misticismo y el activismo social intensos, a fin de alcanzar la trascendencia humana y la sociedad perfecta. El eclipse de Dios, se debe a que fenómenos naturales (la zarza ardiente o fuego fatuo; el pie del rayo que cruzó el altar de Moisés; la nube y los rayos del mito del pacto del Sinaí), fueron explicados por los redactores bíblicos como el encuentro cercano de Dios. Convirtiendo los textos sagrados de las religiones que transitan por la ecumene abrahámica (el Antiguo Testamento o Torah, el Talmud, el Mishná, la Halaja, el Corán, el Libro de Mormon) __en una letrina moral que envenena el alma__ En cambio la vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo iluminan con luz meridiana las jornadas y metas del camino del desarrollo espiritual que recorren los místicos en su búsqueda del encuentro cercano de Dios, unicidad o experiencia de la común unión (el Padre y yo, somos una misma cosa), convirtiendo las disciplinas místicas en medicina del alma http://www.scribd.com/doc/33094675/breve-juicio-sumario-al-judeo-cristianismo-en-defensa-de-las-raices-cristianas-de-europa-laica

Publicar un comentario