sábado, 5 de noviembre de 2011

El poder del Tweet & Blog

Nos guste o no la opinión pública viene marcada por la radio y la televisión, pero su poder estaría menguando como consecuencia del que van adquiriendo las redes sociales en Internet.

La retirada de más de siete anunciantes del programa La Noria de Telecinco no responde a que éstas se sintieran de repente ofendidas por la entrevista (pagada) a la madre del Cuco, sino que es la consecuencia de una campaña en Internet, iniciada por Pablo Herreros.

Herreros escribió una carta en la red Actuable en la que indicaba la relación de anunciantes del programa y cuya cabecera rezaba así:
«Retiren su publicidad de programas que pagan a familiares de criminales».
Lo  publicó en su blog "Comunicación se llama el juego" y lo promovió, a su vez, en @PabloHerreros, su cuenta en Twitter, donde pronto se convirtió en Trendin Topic. Al poco tiempo, Campofrío, Bayer, Nestlé, Panrico Donuts, Queso Milner, Lactalis (Puleva y President) y Banco Sabadell retiraban su publicidad de La Noria y algunos lo hacían pidiendo disculpas a sus clientes. (Público, 04/11/2011)
Hace unas horas en el tuit de Bimbo anunciaban que esta marca acaba de sumarse al boicot.

No me resulta muy creíble lo que comentaba uno de los anunciantes respecto del poder que éstos tienen sobre el contenido de los programas:
«Lamentablemente está fuera de nuestro control que una cadena como Telecinco emita contenidos como éste sin avisarnos en su parrilla». (Público, 04/11/2011)
Y más cuando acaban de demostrar que pueden dejar a la cadena sin ingresos.

Pero gracias a la iniciativa de Herreros y a las redes sociales comprobamos que el verdadero poder no está ni en los medios ni en los anunciantes, sino en la gente. Como más tarde comentaría Isabel Iniesta en otro tuit:
«La audiencia [de Telecinco] aumentó, pero era un veneno para las marcas». 
Todo esto lleva al Abc a percatarse de que
«El poder de los blogueros es cada día mayor». (Abc, 05/11/2011)
En efecto, lo es.

Y ¿qué dice ahora Jordi González, el presentador de La Noria, que empezó menospreciando a los internautas que le criticaban?
«Twitter OFF». (@jordiGlez)
Ya quisiera él.

1 comentario:

Mercè dijo...

Ya era hora que los anunciantes se interesaran por los contenidos televisivos y se enteren en qué gastan su dinero, una pasta gansa por cierto, las cadenas de televisión.
Es cierto que un anunciante no sabe, de primera mano, qué contenidos financiará, porque compran paquetes de espacios en un programa u otro, solo movidos por la audiencia, más alta o más baja y que es ese baremo el que marca si el espacio es más o menos caro.
El contenido de ese programa no lo sabe, con certeza, ni la misma cadena hasta, por lo menos, 2 o 3 dias antes de su emisión, sobretodo en programas como la Noria que tiran de la 'siniestra' actualidad.
Espero que, a partir de ahora, las marcas comerciales, insistan en tener un elemento más para decidirse: el de negarse a financiar según qué espectáculo bochornoso y nada conveniente para la salud mental.
¿Qué prevalecerá? ¿la ética del contenido o la audiencia masiva? ¡Menuda decisión! Me temo que, según qué cadenas de TV, no lo van a poner facil.
Por cierto, voy a seguir el blog de Pablo Herreros, "Comunicación se llama el juego". Vale la pena.

Mercè

Publicar un comentario