viernes, 25 de noviembre de 2011

Estrategia, ¿qué estrategia?

La gente que nos dedicamos a eso de la publicidad tenemos serios motivos para asombrarnos, aunque puede que no todos lo estén del mismo modo. Será porque nos dedicamos a elaborar estrategias de comunicación o de mercadotecnia (marketing). Será porque nos toca pensar en objetivos, medios, mensajes, públicos,... para proponer nuevos servicios o productos con la esperanza de que el Dios de los mercados nos los quite de las manos (pagando, claro).

Pero cuando uno se para a pensar en ese público objetivo (el target en el argot de los publicistas) la cosa empieza a no estar tan clara. Porque lo más determinante del perfil de un consumidor es, querámoslo o no, su nivel adquisitivo. Y la gente hoy ha perdido gran parte de su capacidad de compra.

Tras los recortes, son muchos los que deciden no comer fuera y prefieren cocinar en casa o prepararse sus propios picnics. Como consecuencia, los restaurantes cierran y despiden a su gente. Esa gente tampoco tiene dinero porque ahora están en el paro. Mientras tanto, el gobierno de turno propone que el transporte te salga más caro, los estudios y los medicamentos también, y además te rebajan el sueldo. Consecuencia: más gente que tampoco tendrán dinero para gastar. Y la rueda sigue.

Este maravilloso modelo de gestión política-económica se repite con cualquier modelo de negocio: talleres, peluquerías, concesionarios, academias, transporte,...

Hmmm... ¿dónde está la estrategia?

Nuestros políticos están aplicando justamente las medidas que alimentan la crisis. Los que salieron reforzados del 20N son los mismos que anuncian ahora medidas más duras que, por lógica, terminarán por reducir el consumo a su mínima expresión. Fueron los que nos pidieron que confiáramos en ellos sin revelarnos su plan. Nos ocultaron su estrategia.

La estrategia es, en mi opinión, la ausencia de estrategia.

Tal vez no hay mal que por bien no venga. Quizás sea necesario que las cosas empeoren más todavía con la llegada de Rajoy o con las ideas de Mas, para que empecemos a cambiar nuestra forma de pensar. Una forma de pensar que mayoritariamente (PPSOE) sigue anclada en la defensa de un sistema neoliberal, aún a pesar de haber demostrado ser un desastre. Un sistema que perjudica a todo el mundo incluidos, probablemente, esa minoría que se cree que la cosa no va con ellos. Me refiero a las grandes fortunas. Me refiero a los estúpidos mercados.



Origen de la fotografía: http://1.bp.blogspot.com/_9lGVp8RZnGk/SPnGdwr69VI/AAAAAAAAAqI/Ztf1F_wJkYw/s400/restaurante+vac%C3%ADo.jpg

5 comentarios:

Mercè dijo...

Hola,
estoy esperando que se caiga todo, venga, va, pero una cosa solo os pido, que no tengais miedo, ese es el peor aliado porque es el que quiere la derecha, porque nos inmoviliza y les permite seguir machacando. Caigamos, pero no les cedamos ni un ápice de nuestra capacidad ideológica ni de pensamiento a esta derecha apisonadora y sin escrúpulos, rendida al capital.
Solo así podremos volver a empezar, pero a nuestra manera, usemos la imaginación.
http://www.youtube.com/watch?v=UtTW72F8xo0
No será facil, pero será mejor.

Plácido Navarro dijo...

El vídeo que ha colgado Mercè es genial, no os lo perdáis.

El miedo es ahora cuando lo tenemos. Tenemos miedo al cambio. Miedo a perder. Cuando llegue ese momento al que te refieres el miedo seguirá ahí, incluso habrá aumentado, pero dejará de tener el efecto paralizante que tiene ahora.

Plácido Navarro dijo...

Por cierto, me he tomado la libertad de tuitear el enlace al vídeo que nos has enviado. Gracias !

Mercè dijo...

Graaaaacias!! :-D

Anónimo dijo...

Un vídeo muy didáctico y el comentario muy acertado porque da en la diana de lo que está pasando. Es el miedo que nos paraliza y que el sistema está continuamente inoculando en la sociedad lo que les está permitiendo hacer todas las barrabasadas que estan haciendo y, seguirán haciendo mientras que la gente no se reideologice contra el sistema.
Parafraseando a Roosevelt en su discurso de toma de posesión de la presidencia de EEUU el 4 de marzo de 1933 si queremos salir de esta cruda situación no hay nada peor que dejarnos dominar por el miedo.Vicente

Publicar un comentario