viernes, 30 de diciembre de 2011

El caballo de batalla de Ratzinger

Probablemente sea un error de estrategia del propio Joseph Ratzinger al preferir la infantería en detrimento de la caballería:
«Si queremos encontrar al Dios que ha aparecido como niño, hemos de apearnos del caballo de nuestra razón ilustrada. Debemos deponer nuestras falsas certezas, nuestra soberbia intelectual, que nos impide percibir la proximidad de Dios». (Aciprensa, 24/12/2011)
Con razón es ahora la comidilla de las bitácoras que hacen gala de su racionalidad tales como 'Blog sin dioses', 'Homínidos', o 'Destejiendo el mundo'. Porque, ¿cómo queda ahora la pretensión de Benedicto XVI por encontrar vías de diálogo entre la fe y la razón?

En el primero de ellos, Ferney Yesyd Rodríguez hace la siguiente valoración:
«Una declaración que no sorprende viniendo de un líder religioso que considera la ilustración como un error de la historia de la humanidad. Y es que no se puede aceptar de forma racional que un dios omnisapiente haya organizado como plan de salvación un sacrificio atroz para salvar a la humanidad, cuando basta decir que los perdonaba. Es ilógico condenar a toda la humanidad por el pecado de unos primeros padres, más aún cuando estos no existieron, y todo el relato del pecado original también es una leyenda. Es absurdo pensar que tres personas diferentes son un solo dios, si caer en el politeísmo. Toda esta maraña de absurdos son creíbles solamente cuando se abandona la razón, y eso es justamente a lo que invitó Benedicto XVI en la navidad del 2011». (Blog sin dioses, 26/12/2011)
Esa es también mi percepción: el papa nos invita a bajarnos de un caballo para subirnos en otro, porque montar ambos a la vez es algo circense y bastante incómodo.

En su bitácora, Ismael Pérez Fernández se felicita porque el patriarca de la fe lo ha dejado bien claro:
«[Sólo] si dejamos de razonar y de pensar racionalmente entonces y solo entonces, podremos aceptar los disparates que se proponen en la religión». (Homínidos, 27/11/2011)
Para el autor de 'Homínidos' es importante señalar la impertinencia del pontífice al adjetivar la razón como "ilustrada":
«La razón no es más que pensar de forma apropiada, es decir, conociendo los sesgos cognitivos que acarreamos, no caer ni usar falacias lógicas, no caer en contradicciones lógicas etc. es decir, o se piensa racionalmente, esto es, lo que solemos llamar usar la razón, o simplemente no se está pensando racionalmente y por lo tanto no se está usando la razón. No existe una "razón ilustrada" y otra "razón no ilustrada", podemos razonar bien o razonar mal, eso es todo lo que hay». (Homínidos, 27/11/2011)
Finalmente, Borja escribe en 'Destejiendo el mundo' para recordarnos que este papa ya se refirió a "los abusos de una ciencia sin límite" ante los cuales recomendaba una "radicalidad evangélica". En todo caso es el que se muestra más comprensivo:
«La verdad es que le entiendo, es más fácil manipular a niños que a adultos (en esto se basa el catecismo) y es más fácil manipular a adultos ignorantes que a adultos influenciados por la ilustración y capaces de pensar. Uuhhuu pensar... Apaguemos las luces y volvamos a la oscuridad». (Destejiendo el mundo, 29/12/2011)
Mientras él nos pide que bajemos del caballo no parece muy dispuesto a apearse del burro:
«Señaló [el papa] que Cristo nació en un establo de Belén "y no en los palacios de los reyes", lo que demuestra la humildad de Dios, que se hizo pobre». (EFE, 25/12/2011)
Y lo dice desde el Vaticano, uno de los lugares más lujosos del planeta.

Para acabar, y siguiendo con las incongruencias:
«[...] pidió por todos aquellos que tienen que vivir la Navidad en la pobreza, en el dolor, en la condición de emigrantes, para que aparezca ante ellos un rayo de la bondad de Dios"». (EFE, 25/12/2011)
¿Sólo un rayo de bondad? ¿Qué poco, no?

Puestos a tener fe, ¿no sería mejor que le exigiera la renta básica universal? ¿O sería algo "demasiado racional"?



Origen de la imagen en http://4.bp.blogspot.com/_7OMMNP67pkg/RtisgYU0RxI/AAAAAAAAACY/Jblcb9inp_0/s400/diente+de+caballo.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario