domingo, 30 de diciembre de 2012

La Navidad, ¿pertenece al Papá Noel?

Para muchos niños y niñas lo importante de la Navidad son los regalos. Lo de menos es si los trae el Tió de Nadal, como ocurre en Cataluña, el Olentzero en Euskadi, el Pandigueiro en Galicia, la Befana en Italia, el Santa Claus en Alemania, el Sinterklaas en Holanda... o el Papá Noel en todas partes.

Abundan, pues, los personajes míticos portadores de regalos según las culturas que siguen tradiciones populares, en muchos casos de origen pagano, es decir, ajenas al cristianismo.

La invasión del Papá Noel vino de la mano de una de las multinacionales estadounidenses más conocidas: la Coca-Cola. Esta firma impuso la versión en rojo sobre la imagen original de San Nicolás al que solían representar con ropas de color verde.

El Papá Noel actual se ha convertido, sin duda, en un símbolo evidente del consumismo en las sociedades occidentales u occidentalizadas y supone un desafío a la identidad nacional y religiosa. Y eso preocupa tanto a nacionalistas como a cristianos fundamentalistas. De hecho, podemos detectar un cierto aire de neo-nacionalcatolicismo español en las campañas que se promovieron en favor de los belenes y los Reyes Magos, como aquella cuyo eslógan decía:
«Yo soy de los Reyes Magos».
Tampoco España se queda sola en la defensa del "verdadero" espíritu de la Navidad, pues desde Alemania, Austria y Chequia surgen voces a favor de dar preeminencia al nacimiento de Jesús con el fin de evitar que quede relegado por las compras de regalos.

Quizás los propagandistas de la Iglesia Católica no estuvieron muy afortunados cuando eligieron la fecha del 6 de enero para la llegada de sus Magos de Oriente, pues los niños prefieren que los regalos lleguen cuanto antes, y no el último día de las vacaciones navideñas.

lunes, 24 de diciembre de 2012

El tió de los catalanes

A partir de esta noche y hasta el día de San Esteban, los niños catalanes harán cagar al tió. El tió de Nadal, es un simple tronco de leña, de los que se usan para alimentar el fuego de la chimenea. Se le ponen unas patas y se le pinta una cara en uno de sus extremos. Se le cubre con una manta, para que no pase frío, y también se le toca con una barretina, aunque Arcadi me advierte que esto podría ser un detalle reciente, ya que al suyo nunca se lo pusieron. Claro que de eso han pasado varias décadas.

En todo caso, el tió es un tronco mágico.

El tió viene unos quince días antes de la Navidad. Me cuenta Josep que cuando su hijo tenía seis añitos, llamó a la abuela para decirle que el tió había llegado a su casa y que se parecía mucho al que había en la de ella. Que podrían ser hasta de la misma camada. Pero que en todo caso eran dos, es decir, que cada uno cagaría en su casa.

Esta noche o mañana, al tió se le cubre con una manta y los niños lo golpean con unas varas mientras cantan una canción como ésta:
Caga tió
ametlles i torró
no caguis arangades
que són massa salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!
Debajo de la manta aparecen los regalos que, huelga decirlo, no se limitan al turrón y las almendras de la canción.

Al cagatió hay que alimentarlo. Durante los días previos, son los propios niños quienes se encargan de ello.
«Si el tió no menja, no caga» —me dice Jordina, una niña de nueve años.
Su dieta consiste en pan seco, algarrobas, mondas de naranja o de mandarinas, u otras frutas. Actualmente, hay quien le da otras cosas más ricas como chocolate. Por la noche, la comida desaparece misteriosamente.

Se trata de una costumbre familiar muy arraigada y muy antigua que muchos españoles desconocemos. Y, sin embargo, está muy extendida por Occitania y Aragón, que junto a Cataluña y Valencia formaron parte de la corona aragonesa.

Pero los valencianos, cada vez más castellanizados, ignoramos muchas cosas de nuestros vecinos de norte. A ello contribuye, sin duda, la censura televisiva que nos impide ver la TV3.

Dicha censura constituye una barrera a la información y a la cultura, una frontera. Pretendemos proteger nuestra identidad española evitando ser contaminados por la catalana. Y luego nos extraña que ellos quieran independizarse de nosotros.

viernes, 21 de diciembre de 2012

La verdad sobre la mula y el buey

Estas navidades los recortes llegan hasta los belenes que ya podrían prescindir del buey y la mula. A Marta se le ocurrió pensar en un espacio de acogida para estos animalitos y el resultado fue el que se muestra en la imagen tomada en un escaparate. Con esta iniciativa se pretende evitar, supongo, que acaben en el cubo de la basura.

Los hay que, sin embargo, mantienen tanto el buey como la mula en sus belenes. Me dicen que no sabemos leer al Papa. Eso será... digo yo. Según ellos, el pontífice habría dicho que aunque los Evangelios no dicen nada al respecto de la mula y el buey, él estaba convencidísimo de que allí estaban.

Claro que, al fin y al cabo, lo que diga Ratzinger no hay que tomárselo como una verdad científica. Sirve para entretener a sus fieles pero demostrar no demuestra nada.

Mi interlocutor acepta que, en efecto, leerle puede resultar muy entretenido. Pero que puestos a elegir, él nunca se leería un libro escrito por Woody Allen, por ejemplo. Lo que me deja asombrado, ya que el sentido del humor del primero dista mucho del segundo.

Uno diría, más bien, que el sentido del humor es escaso o inesistente entre los católicos cuando se trata de hablar de historia sagrada, al menos entre los fieles más escorados a la derecha. El poder eclesiástico siempre desconfió de la risa. ¿Recuerdas lo que decía Jorge de Burgos, el bibliotecario ciego de 'El nombre de la rosa'?
«En la novela se desarrolla una reflexión sobre dos modos de pensar y vivir la cultura. Burgos es la cultura de la intolerancia, paradigma del platónico "yo tengo-soy la verdad", del cristiano "Yo soy el camino, la verdad y la vida", en nombre de los cuales establece un régimen autocrático, sin permitir la risa, es decir, la duda, la discusión, el debate... simbolizados en el pretendido manuscrito aristotélico sobre la comedia-risa que reposa en la biblioteca del monasterio. Baskerville es la cultura de la risa, es la risa que sabe que en lugar del "yo tengo-soy la verdad", hay que proclamar el "yo busco la verdad", que declara que en la cultura nada es definitivo, que todo debe pernearse de un sano escepticismo y relativismo, sin ningún tipo de jacobismo y dogmatismo fundamentalistas». (SOTO POSADA, Gonzalo. 'Filosofía medieval'. Sociedad de San Pablo. Bogotá, 2007; 183)
De hecho hay quien aún le saca punta a la desaparición del buey y la mula, como hace Eneko en esta viñeta aparecida en el diario 20 minutos.

La llegada de la Navidad tiene estas cosas, que nos hacen sonreir.

Quizás deberíamo leer más a Ratzinger.



domingo, 22 de julio de 2012

Reflexiones tras el carnaval nacionalista

El nacionalismo español existe, vaya si existe. Y sirve, especialmente a la derecha, para justificar sus políticas de ajuste antidemocrático. Así lo veía Ana Palacio, la que fuera ministra de Exteriores durante la invasión de Irak:
«Jubilosas muchedumbres, banderas de España desplegadas en coches y ventanas, gente cantando: esta imagen de España contrasta señaladamente con la deprimente realidad recogida por las noticias diarias». (El País, 21/07/2012)
Una deprimente realidad que su compañera de partido Andrea Fabra ha resumido en una frase lapidaria:
«Que se jodan».
No parece que sea yo el único que observa con vergüenza ajena cómo la gente se aproxima a ésto del fútbol de las selecciones europeas. A Pedross le molesta la imagen 'casposa' que los aficionados que siguen a La Roja pueden estar ofreciendo al mundo como demuestran varias fotografías que aparecen en su bitácora:
«Lo que más me está indignando de esta Eurocopa es la imagen de esos embajadores de la marca Spain desde la grada. Lo hacen por puro cachondeo pero no son conscientes del daño que nos hacen a todos los españoles que deseamos quitarnos los tópicos casposos instaurados desde la España de Paco [Francisco Franco]. Toreros, folclóricas y guardias civiles. ¡Toma ya, el triunvirato de la España profunda listo para ser visto por millones de europeos!». (Tráigame la cuenta, 19/06/2012)
Sin embargo, este fenómeno se da también entre los seguidores italianos, alemanes, holandeses, polacos, ucranianos,... Es como si compitieran por ser los más ridículos en este gran carnaval nacionalista en el que se ha convertido cada Eurocopa.

El torneo se ha convertido en una excusa para que los símbolos nacionalistas afloren. Y no es por casualidad que, en algunos casos, rezumen a la más extrema de las derechas. Así, mientras los españoles se disfrazan con tricornios y uniformes de legionario, griegos y romanos pasean sus yelmos milenarios. Los franceses recurren a Asterix y Obelix. Y los suecos se disfrazan como vikingos.

Los espectadores de Telecinco asistimos a un continuo ejercicio propagandístico a favor de la unidad con la selección. No son los Ramos, Piqué, Xavi, Iniesta, Torres,... los que ganan los partidos, sino que los ganamos nosotros, los "jodidos" españolitos y españolitas.

En su alegato nacionalista, Palacio insiste:
«Inspirándonos en la victoria de la selección nacional, los españoles en general, y en especial nuestros dirigentes políticos, debemos redescubrir los elementos de aquél éxito. España superará su situación crítica por medio del trabajo sostenido, la responsabilidad, el respeto, la lealtad y el esfuerzo colectivo, asegurando de esa forma su posición en Europa y el mundo». (El País, 21/07/2012)
Pero la actual consejera de Estado olvida que para alcanzar el éxito, las instituciones miman y recompensan hasta la indecencia a unos trabajadores privilegiados, los futbolistas, mientras que la fórmula que se nos propone desde el PP es jodernos y que encima les hagamos la ola.


lunes, 2 de julio de 2012

El pase de Torres

Confieso que a mí lo que me gusta es el fútbol y que disfruté ayer con el juego de La Roja aunque no me hubiera importado que ganase Italia si hubiera jugado mejor. Pero no lo hizo.

De la selección española se habla mucho de la creatividad de Xavi, y del toque de los Iniesta, Cesc y Silva. De la contundencia de los centrales, Ramos y Piqué, y del trabajo de los dos medio centros, Alonso y Busquets. De la revelación que ha supuesto la entrada de Jordi Alba y, cómo no, del santo que protege la portería, "San" Iker.

A pesar de que también soy partidario de jugar con "el falso nueve", me quedo con el último pase de Fernando Torres, que supuso una asistencia de gol a Mata, su compañero en el equipo londinense. El delantero del Chelsea pudo haberse proclamado máximo goleador de la Eurocopa de haber sido él quien marcara, pero optó por favorecer el juego de su equipo.

Sus seguidores saben que en las últimas temporadas no tuvo la suerte de cara. En el Mundial de Sudáfrica fue ridiculizado por su falta de gol. Tampoco lo pasó bien en su actual equipo donde apenas contaban con él.

Por eso su gesto me parece conmovedor.

Bien por Fernando Torres, ese al que llaman el "Niño" y que, sin embargo, es todo un grande.

Fotograma de un vídeo de El País.

sábado, 23 de junio de 2012

Final de fiesta para la F1 en Valencia

Una costumbre entre mis paisanos es nombrar las cosas en inglés. Así la Fórmula 1 se corre en el Valencia Street Circuit, donde también se celebran eventos tales como la Valencia Fashion Week, el Campus Party, la America's Cup, etc. Aunque en bastantes casos sería más apropiado decir que se celebraban.

Quizás por ello a esta especialidad los expertos la llaman naming.

Al parecer, este fin de semana será el último en que Ecclestone monte su circo en esta ciudad. El actual gobierno de la Generalitat valenciana reconocía que la celebración de la F1 estaba resultando un fiasco, aunque defendían la ocurrencia de haberlo organizado, supongo que por tratarse de decisiones que tomaron sus compañeros de partido (el PP). El vicepresidente José Císcar admitía que:
«Los grandes eventos no son posibles de la manera que los hemos entendido hasta ahora». (ALBEROLA, Miquel, en El País, 05/01/2012)
Por lo que se ve, Francisco Camps y Rita Barberá bailaron al paso que Bernie Ecclestone les marcaba.
«Según informó en su día Levante-EMV, Francisco Camps firmó con Ecclestone la prórroga hasta 2019 del contrato —en vigor inicialmente hasta 2014— para la celebración en Valencia del Gran Premio de Europa de Fórmula 1. La firma tuvo lugar el 19 de julio de 2011, un día antes de que Camps presentara su dimisión por el célebre asunto de los trajes y cuando llevaba ya una semana procesado». (LLOPIS, Enric, en Rebelión, 22/06/2012)
Un legado interesante el del antiguo presidente de la comunidad que probablemente firmó sin preocuparle lo que nos iba a costar. El caso es que alrededor de los grandes eventos valencianos los políticos del PP siempre optan por el secretismo y la falta de transparencia:
«El alto grado de secretismo sobre los grandes eventos de la Generalitat valenciana marca el nivel de la podredumbre de la democracia autonómica. El Gobierno de Alberto Fabra [el actual presidente] se niega a explicar lo que cuestan estos fastos, sobre los que apenas podemos hacer unos cálculos aproximados a partir de los informes de la Sindicatura de Cuentas sobre el ejercicio de 2010. En ese año el Gobierno de Camps destinó como mínimo 25 millones de euros para las cuentas de Bernie Ecclestone: 20,5 millones en concepto de canon y otros 4,4 a través de Canal 9 por los derechos de retransmisión». (PERIS, Manuel, en El País, 18/06/2012)
Desde la oposición se barajan cifras mucho más altas, ya que computan los gastos derivados de seguridad y organización. Según la edil de Compromís, Consol Castillo,
«La F-1 no es un negocio para Valencia y mucho menos para el Ayuntamiento, que debe asumir que está regalando a la organización de la carrera cerca de 300.000 euros». (VÁZQUEZ, Cristina, en El País, 03/06/2012)
Como suele ser habitual en estos casos, la delegación de gobierno ha tratado de impedir, o la menos ocultar, la manifestación que los sindicatos promueven contra el despilfarro. En opinión de los organizadores: 
«Causa un cierto estupor contemplar cómo en un momento de profunda crisis económica que afecta a la mayoría de la sociedad, un Gobierno destina los recursos de los valencianos a eventos que no generan ni riqueza ni empleo, y que solo sirven para enriquecer a unas pocas personas». (El País, 22/06/2012)
La portavoz de la Plataforma contra la Fórmula 1, Elisa Pastor, sostiene que con el dinero que a los valencianos les cuesta pagar la celebración del Gran Premio, podrían construirse 26 centros públicos de educación primaria; o bien 28 institutos de enseñanza secundaria; o tres hospitales de tamaño medio; o incluso financiar 18 años de funcionamiento del Instituto de Investigación Príncipe Felipe. Añade Pastor que:
«El circuito urbano de Valencia es el resultado de la megalomanía de personajes como Rita Barberá y Francisco Camps, adictos a las cámaras y a codearse con multimillonarios; mientras, se deja sin atención básica a personas discapacitadas y enfermos mentales; hay que esperar meses para recibir las ayudas de la Ley de Dependencia, no se paga a los proveedores o se permite que algunos barrios se caigan a pedazos». (LLOPIS, Enric, en Rebelión, 22/06/2012)
Quizás no te sorprenda que en las antípodas piensen de modo parecido. Con ocasión del Gran Premio de Australia, el político federal Kelvin Thomson criticó que el dinero de los australianos fuera despilfarrado por una caprichosa Tamara Ecclestone. Según revela Thomson, la hija del magnate, de 27 años,
«[Tamara Ecclestone] usa una bañera de un millón de dólares, un ascensor para su Ferrari, bolas de cristal para su bolera, y un salón de masaje para sus perros». (VÁZQUEZ, Ana, en Todo Fórmula 1, 18/03/2012)
Puede que pienses que cada uno hace con su dinero lo que le da la gana pero Thomson insiste en su punto de vista:
«Una cosa de la que estoy muy seguro es que hay mejores maneras de gastar 50 millones». (VÁZQUEZ, Ana, en Todo Fórmula 1, 18/03/2012)
Mientras tanto se constata el fracaso de asistencia en la cita que Valencia tiene con los bólidos.
«El público da la espalda a la fórmula 1». (PALOMO, Alberto G. en El País, 20/06/2012)
Según Alberto G. Palomo, el aforo pasó de las 112.000 localidades del primer año a las 45.000 que, según los organizadores, se ofrecen en esta ocasión.
«Del turismo de calidad y alto poder adquisitivo con el que se llenaba la boca Rita Barberá cuando peroraba sobre las virtudes de los grandes eventos, se va a pasar a un turismo de campistas, vendiendo entradas para el cámping en el que han convertido el entorno de la Ciudad de las Ciencias, en un intento desesperado de llenar el aforo, que ha levantado la indignación de los hosteleros valencianos». (PERIS, Manuel, en El País, 18/06/2012)
Durante varias semanas, miles de vecinos sufren los trabajos para adecuar las calles como circuito, con los consiguientes cortes de tráfico y desvío de las líneas de autobuses. Por no hablar del ruido. 

La celebración de estos eventos tan costosos contrasta con el momento actual en el que se recortan derechos y prestaciones a los más desfavorecidos. Es como si a la elite política y social le preocupara poco o nada el prójimo. Según la socialista Eva Martínez,
«[...] miran hacia otro lado cuando hay más de 26.000 dependientes que siguen sin cobrar su pensión, hay más de 200.000 familias que no perciben ningún tipo de prestación ni subsidio y cuando los pensionistas y enfermos crónicos van a tener que pagar parte de sus medicamentos». (El Mundo, 20/06/2012)
Todo ello aún sorprende más cuando nos enfrentamos a la contradicción que supone tener otro circuito en los alrededores de Valencia, construido en 1999, y que es el que los equipos de F1 utilizan cada temporada para probar sus bólidos. 

Asistimos pues al final de la fiesta que se montaron unos pocos a costa de otros muchos. 


La fotografía de Francisco Camps y Bernie Ecclestone fue toma por Carles Francesc durante el Gran Premio de Fórmula 1 celebrado en Valencia en junio de 2011.

viernes, 15 de junio de 2012

El debate español: entre el falso nueve y el falso diez

En toda España y parte del extranjero debaten sobre el "falso nueve", esto es, la estrategia de jugar sin un delantero centro nato. En La Roja es Cesc Fábregas, el centrocampista del F.C. Barcelona, el encargado de interpretar dicho papel.

Hace unos días, oyendo un programa deportivo en la radio alguien dijo que los españoles sabemos mucho de alineaciones, tácticas, vestuarios, goles,... mientras que nos despreocupa o ignoramos los aspectos más importantes de la economía y la política europea y mundial.

Quise hacer la prueba y me convencí de que el comentarista tenía razón. Tras preguntar a algunos de mis vecinos vi que no eran pocos los que ignoran el significado real de perder soberanía, mientras se inflaman con el convencimiento o el deseo patriótico de que los futbolistas españoles ganen en Europa.

Tales ocurrencias las tuvo también el presidente del gobierno cuando pidió a la selección española de fútbol el triunfo en la Eurocopa:
«Un triunfo de la selección va a proporcionar un gran subidón de moral. Aparte de vuestra recompensa personal, recordad que haréis felices a mucha gente. [...] Los españoles necesitan esta alegría en estos tiempos tan complejos». (Europa Press, 01/06/2012)
Mucho más sincero parecía el seleccionador Vicente Del Bosque cuando advirtió que:
«Ganar la Eurocopa no resolverá los problemas de España». (Teinteresa.es 07/06/2012)
Los intentos por asociar los éxitos futboleros con la imagen de los políticos son más que evidentes. Basta observar la fotografía que el propio Mariano Rajoy forzó para posar con el equipo nacional. La puesta en escena de la camiseta con el número diez está muy estudiada. Ésta destaca entre los uniformes de los futbolistas y técnicos que esta vez van de azul, que casualmente es el color del Partido Popular (PP). El número de la camiseta de Rajoy simboliza la nota máxima. Imagina por un momento que estuviera por debajo del cinco: sería interpretado como un suspenso. Lo mismo si fuera el temido siete que en economía se asocia al límite que marca los bonos basura.

En todo caso, es evidente que se trata de un falso diez. Todo el mundo sabe que el verdadero diez de España es el catalán Fábregas que, aún jugando como falso nueve, ya ha empezado goleando en este torneo.

Este juego un tanto pueril de disfrazarse de futbolista se quedaría en unas risas si no fuera por las graves consecuencias que para los españoles tendrán las torpezas de Rajoy en Europa. Además de hipotecar nuestro futuro, la prima de riesgo se dispara y los europeos se irritan con el juego tramposo de nuestro falso diez.
«La calma chicha de Rajoy no sólo irrita a la UE, sino que ha hecho que los países rescatados demanden una relajación de sus rescates que podría estar en marcha. "Ningúna contrapartida" o "no afecta al déficit" son expresiones que ya han pasado factura al presidente del Gobierno. Y a la credibilidad de España». (El Huffington Post, 15/06/2012)
España podrá ganar la Eurocopa o no, pero es Europa la que nos pierde.



jueves, 14 de junio de 2012

Rescatando a Rajoy

Viendo las reacciones del palco por el gol de Polonia contra Rusia, el comentarista de Telecinco aprovechó para hacernos ver que Rajoy no es el único que celebra los goles de su selección. Sonaba a excusa. Es como si desde los medios tuvieran la consigna de rescatar a Rajoy por la mala imagen que está cosechando en los medios europeos tras acudir al primer partido de España en la Eurocopa, sólo unos minutos después de negar el rescate presentándolo como un triunfo suyo ante Bruselas. El presidente del gobierno llegó a afirmar que:
«El que ha presionado he sido yo para conseguir crédito». (El Mundo, 10/06/2012)
Palabras que fueron desmentidas cuando José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, afirmó que:
«Yo presioné a Rajoy para que pidiera el rescate». (El Mundo, 12/06/2012)
No se trata tan sólo de caer en el ridículo, sino que existe un precio por no decir rescate, como nos recuerda Ramón Lobo.
«Lo peor no fue la ironía de los periodistas, sino la desconfianza de los líderes europeos que no entendían si la venta del no-rescate era márketing o incapacidad para comprender la realidad». (El País, 12/06/2012)
Desconfianza que es corroborada por la periodista italiana Francesca Caferri, jefa de la sección de Internacional de La Repubblica, que constata la sorpresa que está provocando Rajoy en Europa:
«Parece que no sabe adónde va. Sus cambios de rumbo, que no se necesita ayuda, que ahora sí, pero no se llama rescate, generan confusión y desconfianza. O es un mentiroso o no sabe lo que está haciendo». (El País, 12/06/2012)
Lo que Luis De Guindos, Cristóbal Montoro y el propio Mariano Rajoy nos cuentan sobre el rescate, es analizado por Ignacio Escolar en una entrada en su blog: 'Las siete grandes mentiras sobre el rescate español'.

Lo cierto es que la actitud de Rajoy tras el rescate bancario irrita a la Unión Europea.

Algunos periodistas, como es el caso de Ramón Lobo, piensan que tal vez estamos asistiendo a un nuevo episodio del síndrome de La Moncloa, aquél que consiste en negar la realidad con la confianza puesta en que la gente le creerá a uno. Como decía Paz Álvarez en un tuit:
«Zapatero negó la crisis y el actual Gobierno, el rescate. ¿Hasta cuando la paciencia de los ciudadanos con la clase política española?». (Twitter, 09/06/2012)
También nos mintió Aznar con lo de Irak y sus armas de destrucción masiva y con la gestión del 11-M. Y antes González nos metió en la OTAN e inició la liquidación del patrimonio del Estado a precio de saldo, previamente saneado. Y ahora el gobierno de Rajoy desmonta cada viernes todas y cada una de sus promesas electorales. Los miembros de la casta política nos mienten, eso está cada vez más claro.

Para Miguel Ángel Llana no hemos llegado a esta situación por casualidad ni de repente, sino como consecuencia de un proceso histórico que se inicia con la restauración del monarca una vez muerto el dictador Franco:
«Venimos de una transición que nada hizo que no fuera cambiar cuatro cosas irrelevantes mientras se afianzaban sólidamente la herencia y los privilegios franquistas en lo económico, en lo político, en lo social y hasta en lo religioso. De la transición salieron reforzados la Iglesia, la banca, los latifundios, el abuso del suelo y así siguen. Siguen mandando los herederos del franquismo que tan buen cuidado han tenido en perpetuarlo». (Rebelión, 13/06/2012)
Difícilmente podríamos rescatar a Rajoy del síndrome de la Moncloa. En estos días observamos como el Parlamento se niega a investigar el origen de la crisis mientras pierde el tiempo criminalizando a quienes les pitan el himno o protestan en las calles. Al respecto, ironizaba El Barón Rojo:
«Si no van a dejar mezclar fútbol y política los palcos se van a quedar vacíos». (Twitter, 12/06/2012)
Pero tal vez cometemos un error al analizar el problema en clave exclusivamente española. Para Nigel Farage, eurodiputado y euroescéptico, es Europa la que se hunde y nos arrastra con ella:
«Es un fracaso total. Esta nave, el Titanic Europeo, ya se ha estrellado contra el iceberg, y por desgracia no hay suficientes botes salvavidas». (El Plural, 13/06/2012)
El británico, que es de los que no se muerden la lengua, dijo también que Rajoy es el líder más incompetente de toda Europa.

Habría que rescatar a Rajoy, de Europa, de los mercados, de La Moncloa y del Marca. Habría que rescatarlo del rescate.

Referendum, ya.

___
La fotografía es de Alejandro Ruesga.


lunes, 11 de junio de 2012

Las aves del Vaticano

A través de los tiempos, las aves han contribuido a la simbología católica de una u otra manera.

El águila se asoció a la figura de Juan el apóstol y durante la época de Franco quedó plasmada en la bandera de España para resaltar el espíritu del nacionalcatolicismo que entonces era el imperante. Es la que popularmente se designa como la bandera del pollo, esa que es paseada por los sectores más reaccionarios de la derecha española. El águila, además, ha sido utilizada como icono imperial desde los romanos a los estadounidenses, por el Sacro Imperio Romano Germánico y por los nazis.

En forma de paloma bajó el Espíritu Santo sobre la cabeza de Jesús de Nazaret en el momento en que el otro Juan, el bautista, procedía a humedecerla. Lo verdaderamente interesante de esta alegoría es que nadie supo explicarla de una manera coherente, y ahí sigue, dando que hablar.

Pero es a través de los cuervos que anidan en el Vaticano por los que nos vamos enterando de algunos secretillos de ese pequeño pero poderoso estado. En algunas culturas, el cuervo ha sido venerado como un dios o un símbolo espiritual. El escritor Edgar Allan Poe lo representó como un mensajero sobrenatural, pero a un lado y otro del Tíber simboliza la traición.

El papa y sus cardenales no salen del asombro ante la revelación de tanto escándalo. Cayó el primer cuervo, identificado como el mayordomo, pero los medios siguen publicando documentos que comprometen la ya maltrecha honestidad de la curia. En otras palabras, los cuervos han hecho sus nidos en la Santa Sede y el Vatileaks continúa.
«Los archivos revelados dan cuenta de sospechas de corrupción en las licitaciones inmobiliarias del Vaticano, manejos financieros irregulares en el Banco Vaticano e incluso de un supuesto y disparatado complot para asesinar a Benedicto XVI». http://www.taringa.net/posts/noticias/14074749/Como-es-el-VatiLeaks-que-amenaza-al-Papa-y-pone-en-peligro-.html
Se habla de una lucha por el poder entre facciones rivales que buscan situarse en ventaja ante la inminencia de un próximo cónclave. En su análisis de la situación, Pablo Ordaz nos describe al actual papa como un personaje aislado y ajeno a los acontecimientos que le circundan:
«A sus 85 años, Benedicto XVI vive aislado en su apartamento, acorralado por las luchas entre los cardenales que tratan de ganar poder antes de la celebración del próximo cónclave. Ratzinger es un hombre anciano y enfermo, pero sobre todo es un hombre solo». (El País, 03/06/2012)
El cardenal Tarcisio Bertone es quien toma las decisiones ante la impotencia del sumo pontífice, entre ellas, la concerniente al amigo personal del alemán:
«El despido fulminante de Ettore Gotti Tedeschi, presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco Vaticano. La primera explicación habla de “irregularidades en su gestión”, pero enseguida el tono va subiendo hasta llegar casi al linchamiento».
El banquero de Dios, miembro del Opus Dei, temía por su vida a partir del momento en que supo que la Mafia guardaba sus dineros en su banco. Había preparado una serie de informes para que se hicieran públicos en caso de que a él le pasara algo. Pero fueron los carabinieri quienes se hicieron con ellos.
«Una de las “ventajas” tradicionales del Instituto para las Obras de la Religión es su gran capacidad para lavar dinero sucio –de la política, de la economía— o incluso manchado con sangre, ya fuera de la Mafia o de bandas de criminales como la de La Magliana, que dominó Roma entre mediados de los 70 y los 90, y uno de cuyos últimos capos, Enrico de Pedis, fue enterrado entre cardenales en la basílica de San Apolinar». (El País, 07/06/2012)
Ni que decir que a las autoridades del Vaticano no les ha gustado ni un pelo que el poder judicial italiano intervenga en sus asuntos, pese a la gran influencia que ellos mismos ejercen sobre la vida política y social de los italianos. En un comunicado lanzaban sus veladas amenazas:
«La Santa Sede ha recibido con sorpresa y preocupación los recientes sucesos en los que está involucrado el profesor Gotti Tedeschi. Pone la máxima confianza en la autoridad judicial italiana para que las prerrogativas soberanas reconocidas a la Santa Sede por la normativa internacional sean respetadas adecuadamente. [...] La Santa Sede está examinando con el mayor cuidado la eventual lesividad de las circunstancias». (El País, 09/06/2012)
Parece una obviedad, pero tales filtraciones perderían todo su valor si la Iglesia practicara la transparencia. Sin embargo, la máxima que siguen es bien conocida:
«Los trapos sucios se lavan en casa».
Cabe recordar que fue con ese criterio con el que se protegió a Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, de quien se conocía que estaba casado dos veces en secreto y que abusó de jóvenes y hasta de sus propios hijos. por no pararlo a tiempo.

Los escándalos sexuales protagonizados por sacerdotes católicos urbi et orbi mermaron, sin duda, la credibilidad del Vaticano salvo para los sectores más fundamentalistas.

El papa sólo acierta a quejarse de la prensa mientras guarda silencio en torno al caso de Emanuela Orlandi por lo que es abucheado en la plaza de San Pedro. La joven de 15 años vivía en el mismo edificio que Paolo Gabriele, el mayordomo del papa, cuando desapareció en 1983:
«En los últimos días, y a la luz de las filtraciones, el rastro de la muchacha vuelve a conducir al Vaticano. Las nuevas pistas conducen a Boston, a una dirección postal de un supuesto cardenal pedófilo». (Euro News, 06/06/2012)
Volviendo a la descripción que Ordaz hace de Benedicto XVI, llama la atención que nos lo describa como un personaje ajeno a las luchas por el poder terrenal:
«Es tímido, aunque cordial, concienzudo, paciente, amante de la lectura, más pendiente de los asuntos del cielo que de los de la tierra». 
¿De verdad? Porque durante sus años de cardenal, Joseph Ratzinger tuvo una participación extremadamente activa en la promoción o el aislamiento de quienes eran de su cuerda o de los que no. Y fue elegido en el cónclave de sucesión a Juan Pablo II, precisamente, porque supo poner allí a quienes iban a elegirle.

Fue él quien eligió rodearse tanto de esos buitres que ahora le engañan y le utilizan en espera de su deceso, como de los cuervos que dicen luchar para evitarlo.

Lo cierto es que entre todos han creado una pajarera de cuidado.
___
La imagen es la de una escultura de San Pedro que hay en el Vaticano, sobre la que se posan los cuervos. Es una fotografía de Max Rossi para Reuters. http://img3.noticias24.com/1206/06imgjunio/7.jpg

domingo, 27 de mayo de 2012

Spain is different

Uno de los lemas del franquismo que hizo fortuna fue el acuñado por su ministro Manuel Fraga, luego fundador del Partido Popular (PP): "Spain is different".

¿Es España diferente? ¿Diferente a qué? ¿A Alemania, por ejemplo?

La final de la Copa (la del Rey) ha levantado ampollas en la capital de España, de esa España única que a unos cuantos les gustaría ver definitivamente instalada bajo una sola bandera, un solo himno y una sola lengua. Por eso, ver Madrid invadida por ciudadanos que portan senyeras o ikurriñas, hablan catalán o euskera, y además se ponen de acuerdo en silbar contra la marcha real, son cosas que les repelen.

El diario La Razón titulaba su portada del día después de esta guisa:
«90 minutos de fútbol. 21 segundos de ultraje».
Y la de hoy de esta otra:
«Orgullo de España. Tras el bochornoso espectáculo de la Copa del Rey en el Calderón, "La Roja" regresa como símbolo de unidad y la fuerza de nuestro país».
Y en el pie de foto añade:
«La selección española celebra su triunfo ayer ante Serbia (2-0) en Suiza, donde las gradas se llenaron banderas de España».
Siendo que en la industria de los medios todos barren hacia el mismo lado, no es de extrañar que Pedro Jota Ramírez, el director de El Mundo, tuiteara lo siguiente:
«La conducta de los asistentes a la final prueba que el nacionalismo embrutece».
Pero ni La Razón, ni El Mundo, ni Abc, ni El País,... acertaban a denunciar que, pocas horas antes, banderas fascistas y nazis se concentraban impunemente en la plaza de Chamberí. La marcha estaba autorizada y esta vez no hubo cargas policiales como las sufridas por los estudiantes en Valencia, los indignados en Barcelona o los laicos en Madrid. El nacionalismo español no solo embrutece, sino que además nos avergüenza ante Europa.

La policía requisaba esteladas mientras toleraba las banderas con símbolos franquistas o de las SS. A los que accedían a Madrid desde el País Vasco les esperaba una sorpresa:
«Buena parte de los miles de aficionados del Athletic que han partido hoy hacia Madrid para asistir a la final de Copa entre el Athletic y el Barcelona se hallan atrapados en kilométricas retenciones que han bloqueado Lerma, Segovia y a la altura del peaje de Burgos. En un alto de Somosierra, un control de la Guardia Civil dificultaba la circulación. Además, agentes del cuerpo están multando a los hinchas que sacan las banderas al exterior del vehículo». (El País, 25/05/2012)
En medio de esta fiebre antinacionalista, el ministro de Asuntos Exteriores afirma que los silbidos contra el himno debilitan la identidad nacional y suponen un perjuicio no solo a los intereses de la nación, sino de todos los españoles. (El País, 26/05/2012)

Pero, del mismo modo, José María García Margallo debería reflexionar sobre si esa unidad ha de venir impuesta por el Monarca o ha de emanar de todos los españoles. Porque si pretendemos que a los catalanes y vascos les guste eso de ser españoles, tendríamos que vender mejor, mucho mejor, lo bueno que hay en esa presunta unidad. Unidad que, desde Felipe V (el primer Borbón) ha sido un empeño que se ha saldado con una enorme represión contra los que no encajan en ese modelo.

Todo parece indicar que los españoles navegamos con el ancla echada en el franquismo cuando no en lo peor de la tradición borbónica. Cabe recordar lo que, en su día, puntualizó el dictador:
«Franco en 1956: "Somos de hecho una monarquía sin realeza. No somos una provisionalidad: la Falange podría vivir sin la monarquía, pero no la monarquía sin la Falange"». (El País, 25/05/2003)
Hoy, es a través de los símbolos que comprobamos cómo esa "unidad de destino" sigue constituyendo una amenaza real. España podría ser "la cuna del fascismo", dicen los manifestantes de la derecha extrema que el PP tolera.

Los alemanes supieron cortar con su pasado nazi. Nosotros, no.

jueves, 24 de mayo de 2012

Que viva la Copa (la del Rey)

De cara a la final de este viernes, buena la ha liado Esperanza Aguirre con sus declaraciones.

Siempre dispuesta a saltar a la arena política en su mejor versión de "bombera pirómana", dijo que la final de fútbol de la Copa del Rey se suspendería en caso de que las hinchadas de ambos equipos pitaran contra el himno nacional.
«Si hay parte de los aficionados que quieren silbar, pues mire usted, el partido no se va a celebrar, así de claro». (As, 23/05/2012)
La presidenta de la comunidad de Madrid emulaba con este gesto a Nicolás Sarkozy quien ya advirtió que la próxima vez que se pitara contra La Marsellesa el partido sería suspendido. Lástima que éste ya no podrá cumplir su promesa una vez que los franceses le negaron su apoyo como presidente de Francia.

Y es que estas cosas de los símbolos patrios hay quien se los toma a la tremenda... al tiempo que otros se lo toman a pitorreo. Mira si no, la imagen de El Jueves donde anticipan en clave satírica lo que podría ocurrir durante el encuentro. ¿Veremos a La Espe en plan espontánea correteando desnuda sobre el césped del Calderón? Me temo que no, aunque no lo descarto.

Como ella dice, la libertad de expresión le ampara. Lo contradictorio de su discurso es que en su amenaza de suspensión subyace su intolerancia a que sean otros los que manifiesten sus sentimientos.

Por otra parte, ¿que mejor ocasión para un monarca, o para su príncipe, que escuchar lo que el pueblo tiene que decirle?

Pero, ¿acaso quieren escuchar? Da la impresión que no. Por eso el Real Madrid se apresuró a negar su estadio para la celebración del encuentro. Recordemos que el Santiago Bernabeu tiene un aforo de 85.454 espectadores, mientras que al Vicente Calderón sólo accederán 54.851, que aún así, muchos son.

Y si no quieren escuchar, menos aún quieren comprender. Porque la pregunta que deberíamos hacernos todos, monarca incluido, es: ¿Por qué pitan?

Como política de respuestas fáciles, Aguirre ya nos ha anticipado la suya: son antiespañoles.

Bueno, hay algo más, seguro. Nos enteraríamos de ello si hiciéramos el esfuerzo de escuchar y comprender, pero ya hemos dicho que no se hace.

Podríamos replantear la cuestión en otros términos. Si realmente lo que se pretende es que el himno nos represente a todos y a todas, ¿por qué seguimos con el chuntachunta? Si realmente el Rey sigue empeñado en hacer el ridículo, ¿por qué no abdica, o directamente proclamamos la Tercera República? Si queremos que en la periferia se sientan orgullosos de ser españoles, ¿por qué desde el centro político se complacen en mostrar tanta antipatía?

No obstante, ni siquiera su partido, el PP, ha apoyado las ocurrencias de Aguirre. Pero sí ha encontrado un apoyo, no tan sorprendente, en Rosa Díez, la líder de UPyD:
«Si les repugna la figura institucional que les va a hacer entrega de la Copa lo tienen tirado: que no la jueguen». (As, 23/05/2012)
Si se me permite la ironía, lo más inteligente sería llevar la línea argumental de Aguirre y Díez hasta sus últimas consecuencias: Si no les gusta que la Copa del Rey la gane el Barça o el Athletic, que suspendan el campeonato y ya está. Y eso que nos ahorramos.
¡Que vivan los recortes! ;- )

martes, 22 de mayo de 2012

En la zozobra mediática

Habrás visto que estos días escribo poco. Lo cierto es que lo hago en La zozobra mediática que es una bitácora (o blog) donde escribo sobre el poder de los medios de comunicación y el desafío que la comunicación en las redes sociales plantea a las elites.

Estoy de acuerdo con Chomsky y Herman en que la aparente libertad de expresión y la también aparente falta de censura en los medios de comunicación masiva esconde un eficaz modelo de propaganda al servicio de los opulentos y, por lo tanto, del sistema.

No es fácil de detectar ni de asimilar que así sea. En mis últimas entradas en La zozobra mediática me refiero a los cinco filtros que Chomsky y Herman enumeran y analizan en Los guardianes de la libertad. (CHOMSKY, Noam; HERMAN, Edward, S. 'Los guardianes de la libertad: Propaganda, desinformación y consenso en los medios de comunicación de masas’. Crítica. Barcelona, 2000)

Lo que sí puede resultar más evidente es que perdemos gran parte de nuestro tiempo en hablar de fútbol, por ejemplo. Y esta bitácora es un claro ejemplo de ello.

De hecho, estaba tentado a escribir sobre ese "fútbol que también existe" y que acaba de ganar la Champions. Pensaba que la forma de ganar del Chelsea elimina el valor que le damos a la meritocracia. Hacer méritos no significan, necesariamente, una garantía para lograr el éxito. A veces, muchas veces, el premio vendrá de la casualidad, de la suerte o, si hemos de hacer caso a Mourinho, del arbitraje y los complots.

Pero no. No hablaré de fútbol esta vez. La próxima entrada puede que la dedique a... la Fórmula 1 ;- )

¿Pan y circo, decías?

La imagen es de http://pseserino.blogspot.com.es/2010/10/la-morosidad-de-rtvv-ahoga-los-clubes.html

martes, 8 de mayo de 2012

No quieren pagar

Los peajes de las autopistas se han convertido en el mejor termómetro para analizar la fiebre del sistema. En Cataluña se ha extendido la práctica de quienes no quieren pagar el peaje arguyendo que éstos ya debieron desaparecer en 2004, es decir hace ocho años. Además, y en contra de lo que el resto de los españoles suele pensar, los catalanes pagan más por conducir en este tipo de vías. Y ello porque el estado español no reinvierte en infraestructuras al mismo ritmo que lo hace en otras regiones de España. Sin embargo, cabe recordar que es Cataluña la que más aporta al gobierno de Madrid.

Más al Sur, en la Comunidad Valenciana, algunos conductores también se declaran insumisos, como hizo Josep Guia, del Partit Socialista d’Alliberament Nacional, (PSAN) al llegar al peaje de Algemesí:
«Jo no vull pagar. Vull passar sense pagar. Ja he pagat prou!». (Levante-EMV, 03/05/2012)
Según reconoce la concesionaria de autopistas Albertis, existe un vacío legal que impide sancionar a los conductores. Algunos empleados de la empresa han levantado la barrera pero dejando el semáforo en rojo con la intención evidente de que, al saltárselo, el vehículo incurra en una acción sancionable. Pero los insumisos ya lo saben y permanecen con el vehículo parado hasta que la luz verde se enciende. Es el caso de Uriel Beltrán en este vídeo:


Por su parte, desde la Generalitat catalana dicen entender el sentir de los ciudadanos al tiempo que les amenazan con multas de hasta 100 euros. Una vez más, los políticos demuestran que su sensibilidad está más próxima al capital que a los ciudadanos.

En esa línea de neoliberalismo duro coincide el representante del gobierno español:
«El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, se mostró partidario de que las autovías las paguen quienes las utilizan con su vehículo, al igual que en Francia o Alemania». (Levante-EMV, 03/05/2012)
En realidad, lo que García-Legaz propone es que las paguen sólo quienes puedan, siguiendo el credo capitalista. Y es que conducir por las autopistas viene a ser un lujo, o un robo, según se mire.

Tanto es así que cuando los conductores del centro de la península optaron por utilizar vías alternativas a las de pago o simplemente por quedarse en casa, el ministerio de Fomento se aprestó a tranquilizar a los bancos,... una vez más.
«El sector concesional y sus bancos acreedores demandan cuentas de compensación por un plazo de 15 a 20 años con el fin de ver compensado el evidente déficit de tráfico y acceder a la refinanciación de sus créditos. El hecho es que la banca quiere tener mínimas garantías de que los operadores de las autopistas pagarán sus créditos». (Cinco Días, 28/02/2012)
En cualquier caso, lo que se constata una vez más es la fuerza que adquieren las redes sociales.
«La concesionaria Abertis ha calculado que 2.500 conductores, un 1,5% de los usuarios de la AP-7 y la AP-2, han secundado la campaña #novullpagar, iniciada por un conductor que hace quince días colgó en la red social Youtube un vídeo con su negativa a pagar un peaje y los motivos que le conducían a ello». (Finanzas.com, 02/05/2012)
La acción individual puede ahora ser seguida por cientos y cientos de personas hartas de ver como se legisla en su contra y nunca se les tiene en cuenta. Los medios de comunicación tradicionales se ven entonces en la disyuntiva de sumarse al carro de la opinión pública o tratar de imponer sus mecanismos de propaganda inclinándose ante el poder que ellos mismos, como empresas que son, representan y defienden.


miércoles, 2 de mayo de 2012

Más papisa que papa

La vi por casualidad, zapeando durante un partido del Barça. Era durante la Semana Santa y, ya se sabe, las televisiones programan películas de temas religiosos. Poco o nada ha cambiado en este sentido desde los tiempos del nacionalcatolicismo de Franco.

El caso es que me interesó porque aparentaba estar muy documentada en la Edad Media. Su título me desconcertó: 'La mujer papa' (2009). Luego averigüé que en su producción habían intervenido varios países: Francia, España, Reino Unido e Italia. No en vano —dicen— Europa hunde sus raíces en el Cristianismo.

A pesar del realismo logrado por el director alemán Sönke Wortmann, varias veces me pregunté si la historia, el argumento, podría ser real. En la Wikipedia se dice que está basada en una novela de la escritora estadounidense Donna Woolfolk Cross que se basa en la leyenda de que el papa Juan VIII era en realidad una mujer:
«Según la leyenda, una mujer habría ocupado el sillón papal después de León IV, bajo el nombre de Juan VIII. Esta mujer llamada Juana gobernó Roma durante dos años, cinco meses y cuatro días, y quedó al descubierto su condición femenina en una procesión en donde perdió el conocimiento, cayendo de su caballo al suelo debido a los dolores producidos por un inminente parto, que finalmente se produce allí mismo ante el estupor de los feligreses. La aglomeración humana se transformó en una horda descontrolada por la furia y lapidó en ese mismo lugar a la papisa y a su hijo». (Wikipedia)
Un final muy cristiano.

Según el Chronicon Pontificum et Imperatum, cuyo autor es el polaco Martin von Troppau (o Martín de Opava), la mujer habría llegado a Roma bajo el nombre de Johannes Anglicus (Juan el Inglés), procedente de Mainz (Maguncia), al sur de Alemania. Según ésto, el bávaro Joseph Ratzinger, no sería el primer alemán en sentarse en la silla de Pedro, como hasta ahora se nos había dicho. Pero no olvides que estamos —dicen— ante una leyenda.

La silla de Pedro solía tener un agujero por aquel entonces. La función de éste se ha relacionado con la suplantación de Juana pues obligó a la Iglesia a proceder a una verificación ritual de la virilidad de los papas electos.
«Un eclesiástico estaba encargado de examinar manualmente los atributos sexuales del nuevo pontífice a través de una silla perforada. Acabada la inspección, si todo era correcto, debía exclamar: Duos habet et bene pendentes (Tiene dos, y cuelgan bien)». (Wikipedia)  
Afirma César Vidal, referente cultural de la derecha española, que esa historia es falsa al tiempo que sugiere que detrás de ella hay un complot de los comunistas:
«Al final, la leyenda de la papisa Juana volvió a ser reutilizada por laicos y anticlericales durante los siglos XVIII y XIX e incluso por los defensores de sistemas totalitarios en el siglo XX. Ahora se añadía el detalle escandaloso —pero falso— de que todos los pontífices eran objeto de un tacto testicular antes de proceder a su coronación. La leyenda pretendía así —como en la Edad Media— imponerse a la Historia pero sus días de credibilidad estaban contados». (Libertad Digital, 09/03/2001)
Por otra parte, existen aún las sedes stercoraria (sillas con agujero en el centro) y pueden verse tanto en el museo del Louvre como en el del Vaticano. La explicación que se suele dar es que se trata de simples retretes.

Una leyenda que durante un tiempo fue aceptada como cierta incluso entre los responsables de la Iglesia. Sólo cuando se vio que la historia de la papisa se utilizaba como argumento contra el catolicismo, se procedió a restarle credibilidad. Según Vidal, todo fue como consecuencia de las crisis que padecía la Iglesia en esa etapa de la Edad Media.
«Su difusión se debió a los dominicos precisamente en una época en que la orden estaba siendo cuestionada por su entrega a la filosofía». (Libertad Digital, 09/03/2001)
Fue curioso que todo ello coincidiera en el tiempo con la polémica generada por la Iniciativa Pfarrer, iniciada por el sacerdote Helmut Schueller, y que ya se extiende por Austria, Alemania, Bélgica e Irlanda. Estos presuntos herejes, según algunos, podrían estar a punto de crear un cisma progresista:
«Permitirían a las parroquias oficiar la eucaristía sin sacerdotes, dejarían predicar a las mujeres y prometieron hablar frecuentemente a favor del sacerdocio femenino y el casamiento del clero». (Informador, 06/04/2012)
Por supuesto, Benedicto XVI condena la desobediencia de los austriacos. Y con ello, refuerza la idea patriarcal según la cual la mujer ha de estar sometida al poder de los hombres y cumplir con su papel de engendrar hijos. Y obedecer. No mandar.

Por eso, la idea de que una mujer haya podido llegar a liderar la Iglesia es aborrecible, para ellos.



lunes, 30 de abril de 2012

La maldición de Qatar

Hoy se habla mucho y bien de la salida de Guardiola y de su legado. Tanto es así que la última bajeza de Aitor Karanka fue masivamente contestada en las redes sociales, e incluso en medios madridistas, por su falta de elegancia. Lo que la voz de Mourinho dijo esta vez fue lo siguiente:
«La liga española ha existido sin Guardiola y seguirá existiendo sin él». (La Vanguardia, 28/04/2012)
Pero no todos en el Real Madrid le tienen tanta insidia al ya ex-entrenador blaugrana. Casillas y Butragueño, por ejemplo, reconocieron que la aportación futbolística de Guardiola más allá del Barça y la Liga española. El guardameta y capitán dijo:
«Es lógico que el mundo del fútbol en general también le agradezca lo hecho durante estas temporadas». (Sport, 30/04/2012)
También le reconoce sus méritos la periodista Paz Álvarez, en Cinco Días, para quien Guardiola es el último romántico del fútbol.
«En su haber tiene el mérito de haberle devuelto al fútbol una visión romántica pero muy competitiva, de buenos modales y elegancia, con un estilo de juego muy bien definido, pero también pesa la duda de saber cómo se defenderá en otro equipo que no sea el de sus colores. Es ahí cuando, apuntan los expertos, se verá el verdadero talento de Guardiola para dirigir equipos. Si es o no un verdadero líder». (Cinco Días, 28/04/2012)
«Y conste que no soy sospechosa de ser culé —me aclaraba en uno de sus comentarios—, todo lo contrario».
Lo que sí me consta, es que la afición barcelonista lo ha despedido entre lágrimas, entre el cariño y la tristeza.

Me atrevo a decir, sin embargo, que no todo fue ni tan bueno ni tan bonito. Ahí está el logo de la Qatar Foundation luciendo en el pecho, no sólo de los jugadores, sino de miles y miles de niños y no tan niños. Un símbolo que para Salvador López Arnal representa una maldición. Para el profesor de la UNED, no tiene sentido que la dimisión de Guardiola sirva para hacer invisibles otros temas mucho más importantes:
«No es de recibo ni razonable ni siquiera justo que un asunto así sea primera página de todos los diarios, probablemente primera y destacada noticia de todos los informativos y preocupación esencial, en el día de hoy, y en las próximas semanas, de millones y millones de ciudadanos y ciudadanas entre los que el firmante de esta nota está incluido. La situación empieza a ser insoportable, no puede ser que la enfermedad adquiera estas dimensiones: no es razonable que se haya convertido a un excelente entrenador (que lo es, y en general prudente, menos en asuntos culturales, económicos y políticos de la importancia de Qatar e Israel) en un pensador, en un filósofo, en un chamán casi, en un ser imprescindible, en un maestro del pensamiento. No es razonable ni justo, incluso para Guardiola». (Rebelión, 28/04/2012)
Los responsables del Barça harían bien en reflexionar sobre aquellas palabras de Mourinho cuando éste hizo referencia al logo que llevaba su 'odiado' rival cuando lo ganaba todo: era el de Unicef.

Los símbolos cuentan. Y algunos dan 'mal fario'.

jueves, 26 de abril de 2012

Cuando de nada sirve rezar

Las tandas de penaltis, ¿las decide Dios? ¿O son los porteros? ¿O los fallan quienes los tiran?

De eso se habla hoy en la prensa madridista. Que el fútbol se ha convertido en algo más que una afición lo demuestra el sufrimiento de las aficiones durante estas semifinales, en Madrid o en Barcelona, en Munich como en Londres.

Las referencias a la hinchada fueron constantes por parte de nuestros equipos punteros. Tanto si animan como si callan, los comentaristas, los presidentes y los entrenadores quieren verlos implicados en el resultado. Si la grada anima, nos dicen, se convierte en el jugador número 12. Y el estadio en un templo donde los héroes se baten el cobre. Y es sobre todo un espectáculo. Y un gran negocio.

No es deporte, es competición. Se trata, sobre todo, de que gane el equipo de uno y no el del otro. Pero también de que nuestras mentes anden ocupadas en temas que carecen totalmente de importancia.

Rezar no sirve de nada. Jugar bien, como hizo el Barça, tampoco. Jugar mal pudo clasificar al Real Madrid pero finalmente fue el portero de Bayern quien paró más penaltis que Casillas.

¿Mala suerte? ¿Será el azar?

Que más da.


Fotografía de Jasper Juinen, vía El País.

miércoles, 25 de abril de 2012

Puede que a Dios no le guste el fútbol

Si a Dios le gustara el fútbol el Barça estaría en la final de la Champions, para ganarla. Pero, como dice Guardiola,
«Tendremos que ver las finales por la tele». (El País, 25/04/2012)
En El Mundo, Miguel A. Hergueras anuncia que «se ha extinguido el hechizo del gran gurú culé».
«Hasta aquí llegó el mejor equipo que conocieron los tiempos. Hasta aquí —sigue Hergueras— alcanzó la aventura de un Barça irrepetible. Muerte entre dolores atroces, lenta agonía ante el Chelsea, que propuso el más extremo de los 'catenaccios'». (El Mundo, 24/04/2012)
Con cierto regocijo, el diario madrileño nos invita a participar en una encuesta en la que plantea lo siguiente:
«¿Se ha terminado el ciclo victorioso del Barcelona?». (El Mundo, 24/04/2012)
De momento, sus lectores apuestan en un 65% por la respuesta afirmativa.

Lejos de aquellos patéticos «¿por qué?» que entonó su rival Mourinho tras su eliminación del año pasado, el entrenador azulgrana admitía la derrota con un estilo bien diferente:
«Tenemos que aceptarlo. El deporte, el fútbol, es así. Cuando el oponente es mejor que tú, debes aceptarlo. No hay más». (El País, 25/04/2012)
Y eso que a él también le cuesta encontrar explicaciones. Pero no lo hace recurriendo al arbitraje o a presuntos complots en su contra.
«No sé ni qué siento. Miro al equipo para ver qué decirle, qué hemos hecho mal para no estar en la final y no encuentro nada». (El País, 25/04/2012)
El delantero español del Chelsea, Fernando Torres, apunta con sinceridad a algo obvio:
«El fútbol es así y no el mejor equipo gana. Esto es lo que hay que hacer contra el Barcelona. No será muy bonito pero es el único juego que puedes hacer. Estas son nuestras armas». (El Mundo, 24/04/2012)
Esas armas no son otras que el 'catenaccio' al que hacía referencia Hergueras que apuntilla con una observación tan banal como machista:
«Así fue el plantemiento de Di Matteo, calcado al de Londres, premiado de nuevo por la fortuna, dama antojadiza». (El Mundo, 24/04/2012)
Sea como fuere, todos (salvo Mourinho) parecen estar de acuerdo en que el fútbol es así. Así de injusto.
«La eliminación ha sido injusta, —decía Cesc Fábregas— el fútbol lo ha puesto el Barça». (El Economista, 24/04/2012)
Tal vez Dios prefiriera que ganara el Chelsea o, simplemente, estaría ocupado en otras cosas. O quizás estuviera celoso de estos chicos de los que se dice que juegan al fútbol como Dios... y viven como dioses.

¿Quién sabe?

Más probable es que eso a lo que llamamos Dios sea sólo el azar. Y como cantaba un culé:
«Es caprichoso el azar». (Joan Manuel Serrat)

La imagen es de David Ramos, vía El País. Ver fotogalería.

lunes, 23 de abril de 2012

El Barça: grande en la derrota

El equipo de Pep Guardiola enamora por su juego, y puede que por sus resultados. Después del último 'clásico' creo que hay que reconocerles su enorme lección de deportividad al reconocer el triunfo de su rival. Eso es lo que hace grande a un equipo, incluso cuando pierde.

Así, el centrocampista Xavi Hernández reconocía que ellos saben perder:
«Nosotros intentamos ganar, somos competitivos. Pero también demostramos que supimos perder en la final de la Copa del Rey cuando los felicitamos. Entra dentro de la normalidad del deporte y nosotros somos así». (La Tribuna de Albacete, 23/04/2012)
Tras el partido, Guardiola se presentó ante los medios para:
«Felicitar al Real Madrid por la victoria y por el título de Liga que hoy han conseguido». (El Confidencial, 21/04/2012)
Es más, reconoció que podía haberse equivocado con la táctica o al escoger la alineación. No se quejó ni de sus jugadores ni del árbitro. Para el diario madrileño As,
«Guardiola es ya un Quijote al que todo le da vueltas». (As, 23/04/2012)
Por su parte, José Mourinho esquivó la rueda de prensa. Quizás temía no estar a la altura del azulgrana, ni siquiera para una vez que el triunfo le sonreía. Una vez más, tampoco estuvo a la altura del Real Madrid.

Son dos estilos diferentes. Grandeza del uno en la derrota. Bajeza del otro en la victoria.

La imagen es de Pep Morata para Mundo Deportivo.

miércoles, 4 de abril de 2012

Dura se les pone, la mano

Los actuales titulares de los ministerios de Interior y Justicia compiten para ver quien la tiene más dura. Me refiero a quién tiene más "mano dura". Aunque, como me dice una buena amiga, todos y cada uno de los miembros del PP parecen estar jugando a ver quién está más a la derecha, ahora sí, sin complejos. El giro más llamativo está siendo el de Alberto Ruiz Gallardón de quién ya dije que se había quitado la máscara mostrándonos su lado más reaccionario.

Más de una vez me he referido en esta misma bitácora a que la crisis en la que nos han metido no es de tipo coyuntural, sino de sistema. Una crisis sistémica implica la necesidad de un cambio y todo apunta a que será para peor.

Es más, si nos fijamos bien, detectaremos una cierta deriva, ¿hacia dónde?: hacia el fascismo.

Pero en su tendencia represora, los integrantes del Partido Popular (PP) están siendo superados por el convergente catalán Felip Puig, quien ya se distinguió liderando las cargas violentas de los mossos d'esquadra contra los manifestantes del 15M, tanto en la plaza de Catalunya como días después en la Ciutadella. Según el actual conseller d'Interior de la Generalitat de Catalunya determinados políticos, intelectuales y académicos estarían dando "cobertura" a los vándalos.

Las dudas siempre son sospechosas:
«[Puig] no cree que sea correcto poner en tela de juicio de forma permanente la actuación de los Mossos. Además, ha asegurado que cuando se da algún error humano o alguna actuación irregular individual en el cuerpo policial, tanto la Conselleria como la justicia ya se encargan de actuar». (El Periódico, 04/04/2012)
Pero no actúan. De sobra sabemos que ningún mosso fue sancionado como consecuencia de la violencia ejercida contra los ciudadanos. Como tampoco lo fueron los policías nacionales que en Madrid y en Valencia fueron pillados agrediendo indiscriminadamente y de un modo salvaje a la gente. Estamos hablando de impunidad.

Claro que el propio Puig ya se ha encargado de explicar a los heridos que no les vale la excusa del "yo pasaba por ahí".
«No puedes pasar por ahí, es una decisión voluntaria, no puedes pasar cuando hay una actuación violenta y criminal». (El Mundo, 30/03/2012)
Por pasar por allí, una persona ha perdido un ojo a causa de un pelotazo de goma disparada por los mossos. (El Periódico, 02/04/2012)

Mientras que Ruiz Gallardón y Fernández Díaz preparan una legislación mucho más represiva, con penas que pueden llegar hasta los dos años de prisión, Puig no se cansa de aportar ideas tales como restringir el derecho de reunión o que se aborde "la problemática de la ocultación de identidad". Sobre este último punto hay que aclarar que no se refiere a que critique el hecho de que los antidisturbios estén ocultando sus placas de identificación deliberadamente, o a que oculten sus rostros.
«Entre las novedades, el titular de Interior anunció una nueva página web de colaboración ciudadana, para que la población ayude a identificar a los violentos a partir de imágenes públicas y policiales». (El País, 04/04/2012)
En otras palabras, Puig nos está invitando a practicar la delación, como en los tiempos de la Santa Inquisición. Con estos antecedentes, seguro que Ruiz Gallardón y Fernández Díaz toman nota de ocurrencia.

Estoy de acuerdo con lo que Alberto Garzón (IU) expresaba en uno de sus tuits:
«El señor Felip Puig (CIU) y su "este sistema no da miedo" (para justificar más represión) es la antesala del fascismo». (https://twitter.com/#!/agarzon/status/187212236027215874)
Es evidente que el objetivo no es que el sistema consiga dar «suficiente miedo a los violentos» (Puig dixit), sino que cualquiera lo tenga por el mero hecho de manifestarse. Eso es lo que le contesta este ex-sargento de la guardia urbana de Barcelona:


En el vídeo, José Martínez Díaz denuncia la utilización de gases contra la población:
«Tristemente quiero recordar que los que gaseaban a los ciudadanos eran los nazis» —dice.
Ante las numerosas críticas recibidas el conseller justificó esta medida diciendo que:
«Los violentos ahora son más y más violentos». (El Mundo, 03/04/2012)
Si ahora son más y están más cabreados, ¿no es de lógica deducir que algo tendrán que ver las medidas que él y el gobierno de su president Artur Mas están tomando? ¿No es obvio que es como consecuencia de su fracaso? ¿O somos nosotros, los ciudadanos, los que aún no nos damos cuenta de adonde quieren llevarnos?



Imagen de http://www.protocol.es/?attachment_id=4122

sábado, 31 de marzo de 2012

29M: El día de las farolas encendidas

Ayer, en Twitter, hubo pitorreo a costa de los ayuntamientos que optaron por mantener el alumbrado público encendido durante la jornada de huelga, entre ellos los de Madrid y Valladolid. Esta acción respondía a un intento a la desesperada por maquillar la caída del consumo eléctrico como indicador del éxito de la convocatoria.

A pesar de la manipulación por parte de los medios masivos de comunicación, conservadores y neoliberales en su mayoría, las redes sociales y el boca a boca se encargaron de desenmascarar el intento.

Por otra parte, el profesor Vicenç Navarro se encarga en su bitácora de demostrar que la caída fue realmente de un 87% y no de un 22% como afirman los voceros de la derecha. Pero Navarro también dice que:
«[...] lo que alcanzó unos niveles de cinismo (y no hay otra manera de definirlo) inadmisibles es cuando el gobierno PP, a través de la Ministra de Trabajo, indicó que el gobierno estaba llevando a cabo las medidas que el pueblo español, a través de las últimas elecciones, había instruido al gobierno a realizar. En realidad, ninguna de las reformas impuestas por el gobierno Rajoy estaba en su programa electoral. La huelga general, por lo tanto, era también una protesta en defensa de la democracia española, protestando por el incumplimiento de las promesas electorales del PP». (NAVARRO, Vicenç, en Pensamiento Crítico, 30/03/2012)
¿Fue la huelga un fracaso como insisten los medios afines al PP? De nuevo en Twitter, encontramos reflexiones como la que nos propone Mónica Oltra:
«¿Por qué los mismos que dicen que la huelga fue un fracaso, se quejan de los millones de pérdidas que ha supuesto para 'España'? ¿En qué quedamos?» (https://twitter.com/#!/monicaoltra/status/185611024945254400)
Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Sobre los hechos violentos acaecidos en Barcelona, Vicenç Navarro concluía que:
«El 99,8% de todos los participantes fueron no violentos. ¿Por qué entonces se dio tanta cobertura a los violentos?  La imagen deseada era relacionar una huelga general con un acto violento. Es así como la imagen de uno de los eventos políticos, económicos y sociales del año, la huelga general, se intenta desacreditar por los medios del establishment mediático del país al servicio de las fuerzas conservadoras responsables del subdesarrollo social de España». (NAVARRO, Vicenç, en Pensamiento Crítico, 30/03/2012)
Desacreditar, manipular, ¿es esa la misión de los medios masivos de comunicación en España? Bueno, también son grandes empresas y no podemos esperar, en consecuencia, que se comporten de un modo neutral. Es más, en una economía de libre competencia no cabe esperar ni siquiera que se mantengan dentro de los límites deontológicos, pues responden a intereses que tienen que ver con la defensa de eso que llaman los mercados, y no con el derecho de la gente a estar bien informada.

Acabo con la reflexión, también procedente de Twitter, de Francisco Artacho que dice:
«Lo que está claro es que los episodios de violencia le vienen muy, pero que muy bien, al Gobierno y a la derecha». (https://twitter.com/#!/Artatxo/status/185467525067309056)
Que cada cual saque sus propias conclusiones.

La imagen procede de una fotogalería del diario digital 20 minutos. Su leyenda dice así: «Farolas encendidas el 29-M. Decenas de internautas han denunciado, sobre todo en Twitter, que se han mantenido muchas farolas encendidas en algunas ciudades durante la huelga general para falsear los datos sobre consumo eléctrico en este 29-M. (Occupy Spain)». (http://www.20minutos.es/galeria/8426/0/21/farolas-encendidas-el-29-m/)

viernes, 30 de marzo de 2012

29M: La Contrarreforma

Los motivos que da Esperanza Aguirre para arremeter contra la huelga general convocada para hoy [día 29], son los siguientes:
  1. que se hace «sin respetar los 100 días de cortesía» al gobierno de Rajoy;
  2. que, a su juicio, «es una huelga que solo persigue arruinar todavía más a España»;
  3. y que «es la revancha de los partidos que quieren ganar en la calle lo que han perdido en las urnas».
El primero motivo resulta ser erróneo ya que, teniendo en cuenta que Mariano Rajoy tomó posesión de su cargo de presidente del gobierno el 21 de diciembre del pasado año, el 29 de marzo se cumplen los 100 días. Aguirre debería repasar sus cuentas. ¿O no? [ver comentarios]

En el segundo no sé si acierta o no, pero lo importante sería considerar que los huelguistas persiguen que las medidas del gobierno no arruinen aún más a los españoles. Los políticos, especialmente los de la derecha, tienden a confundir los intereses de España con los de los bancos, la Iglesia y las grandes empresas, mientras que se olvidan de los ciudadanos, de los españoles.

Con el tercero casi que estoy de acuerdo. La confusión de la mandataria madrileña está en si se puede o no gobernar en contra del pueblo. Evidentemente, ella piensa que sí pero, como buena liberal, debería recordar las palabras del padre del liberalismo, John Locke (1632-1704), que abogaba por el derecho a la rebelión cuando el gobierno se excedía en su tiranía:
«La finalidad del gobierno es el bien de la humanidad —sostiene Locke—. ¿Y qué es mejor para la humanidad? ¿Que el pueblo esté permanentemente sometido a la voluntad irrestricta de la tiranía, o que los gobernantes estén expuestos, ocasionalmente, a que se les oponga resistencia, cuando el ejercicio de su poder se vuelve exorbitante y lo emplean en aras de la destrucción y no de la protección, de las propiedades de sus súbditos?». (SCATIZZA, Pablo, en 8300.com.ar 21/07/2009)
Se queja Aguirre, con razón, de que los sindicatos no actuaron contra las medidas del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero:
«Pedimos a los ciudadanos que cumplan con su trabajo porque nos parece totalmente increíble que los sindicatos callasen cuando con el anterior Gobierno se perdían 3.000 puestos de trabajo al día». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
Pero si el PP hubiera hecho lo contrario que el PSOE, los sindicatos tampoco estarían hoy haciendo huelga, ¿verdad? El caso es que las medidas propuestas por Rajoy significan un deterioro aún mayor en los derechos de los trabajadores y la Reforma supone un gran retroceso en el tiempo, algo de lo que no parece muy consciente Aguirre cuando ella misma argumenta así:
«Nos parece absurdo que se prevean los llamados piquetes informativos. ¡Son un vestigio de principios del siglo pasado! Explicar a gritos en las cocheras de la EMT que hay una huelga… Lo que pasa es que los piquetes van a ir a coaccionar a los trabajadores que quieren ir a trabajar». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
En realidad, la Reforma que Rajoy nos propone nos lleva de vuelta al siglo XIX y no al XX como ella sugiere. Por otra parte, también Aguirre es de las que se suman a la serie de coacciones con las que la patronal y los políticos están tratando de amedrentar a los trabajadores. Dice:
«Por eso, el PP pide a todos los ciudadanos que cumplan con su deber cívico, que denuncien cualquier acto de violencia y las coacciones que se cometan [...] y a colgar en las redes sociales fotografías y vídeos». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
Lo más chocante de todo ésto es que el mismo gobierno de Rajoy admite que no se crearán nuevos puestos de trabajo. Por lo que se ve, eso ocurrirá en el más allá. Es decir, hay que tener fe en que todo se arreglará algún día aún cuando las medidas de ahora lo estropeen aún más.

Tal vez por eso, Rouco Varela no sólo secunda la Reforma Laboral, sino que censura a los miembros de su Iglesia que sí están más cerca de los problemas de la gente y se oponen a ella, como han hecho la HOAC y la JOC. Desde Periodista Digital nos llega la ironía: «Rouco vuelve a cubrirse de gloria».

La sorpresa más humana de la semana la ha dado Antonio Algora, obispo de Ciudad Real, que sí ha criticado la Reforma:
«Llevamos muchos años ya de nuestra democracia donde siempre los perdedores en el concierto social, repito, siempre, son los mismos y siempre los más débiles». (El Economista, 27/03/2012)
¿Un obispo hablando del prójimo? ¿Quién interpreta mejor el mensaje de Jesús, Rouco o Alcora? ¿Y qué dice su jefe?

En su reciente visita a Cuba, Benedicto XVI afirmaba que «Cuba y el mundo necesitan cambios». Concretamente, el jefe del Vaticano animaba a desterrar «posiciones inamovibles y los puntos de vista unilaterales que tienden a hacer más arduo el entendimiento e ineficaz el esfuerzo de colaboración». (La Vanguardia, 29/03/2012)

Pero para hacer eso, ¿no sería mejor empezar por su propia casa?


Imagen del autor: manifestación contra la Reforma en Valencia el 19/02/2012