viernes, 24 de febrero de 2012

La democracia, ¿es real o se trata de un montaje?

Los indignados del 15M han acuñado una frase con la que estoy totalmente de acuerdo, la que dice:
«Lo llaman democracia y no lo es».
Por eso reclaman «democracia real, ya». Dicho de otra manera, la democracia representativa no nos representa realmente. Se trata de una ficción que ocurre cada cierto número de años (cuatro normalmente) donde nos dejan elegir entre varios elementos de la clase dominante para que una vez en el poder se dedique a pisotear los intereses de la mayoría de los ciudadanos, mientras siguen privilegiando los de quienes les proponen y promueven.
«La verdadera tarea del Estado falsamente democrático es ejecutada entre bastidores y no a través del Parlamento. Este sirve fundamentalmente para engañar al pueblo y conferir legitimidad a la dictadura de clase». (Rebelión, 21/02/2012)
Son ideas que ya anticipó Lenin y que Jean Salem[1] recoge en su nuevo libro[2] donde responde a la pregunta de si  las elecciones son una trampa para imbéciles y por lo que queda de la democracia. La reseña de Miguel Urbano Rodrigues lleva como título: 'El desmontaje de "La democracia representativa"'.

La democracia la inventaron los griegos en la antigüedad pero desde entonces fue un sistema despreciado por reyes, nobles y clero, hasta la llegada del sufragio universal en el siglo XIX. Fueron Napoleón III y luego Bismarck quienes lo instauraron en Francia y Alemania en 1848 y 1871 respectivamente. No lo hicieron para  «entregar el poder al pueblo, sino como señaló Lenin en 'El Estado y la Revolución', para "utilizarlo como instrumento de dominación de la burguesía"», recuerda Urbano Rodrigues.
«Millones de electores creyeron ingenuamente que les era atribuido un poder real, cuando en realidad el sufragio universal servía para reforzar el despotismo». (Rebelión, 21/02/2012)
Cuando las elecciones no salen al gusto de los que mandan, es decir de "los mercados", se anulan. Ocurrió en Europa cuando los franceses y luego los holandeses votaron No a la constitución. ¿Qué pasó entonces?
«Los gobiernos cambiaron el titulo del Tratado Constitucional, introdujeron alteraciones cosméticas, pero, en vez de someterlo nuevamente a la votación del pueblo, transfirieron a los parlamentos la decisión. El desenlace fue el esperado: en Francia y en Holanda el proyecto recompuesto fue fácilmente aprobado en 2008». (Rebelión, 21/02/2012)
Los gobernantes insisten en afirmar que el régimen es democrático y los medios de comunicación lo repiten una y otra vez. Nos presentan a unos y a otros discutiendo hasta el insulto cuando, en realidad, hacen lo mismo. En España, ¿acaso los recortes no los inició Rodríguez Zapatero y son ahora continuados por Rajoy? ¿La brutalidad policial de Valencia se da con Fernández Díaz al frente del ministerio de Interior, el mismo puesto que ocupaba Pérez Rubalcaba cuando la policía agredía en Madrid a los jóvenes que no llevaran la mochila de las JMJ?
«Mienten conscientemente. Saben que la llamada democracia representativa obedece en su funcionamiento a reglas concebidas para promover la desigualdad, beneficiar al gran capital y mantener en la pobreza a la mayoría de la población». (Rebelión, 21/02/2012)
Coincido con Salem en que la solución para una democracia real pasa por un cambio de sistema. La democracia directa sería posible mediante el voto digital. La tecnología ha avanzado hasta un punto en el que ya podríamos representarnos a nosotros mismos.

Este es un camino. Pero hay otro. Y todo parece indicar que ya lo han iniciado. Es la llamada solución hobbesiana, la de la sociedad regida por un poder absoluto que garantice el orden social, aunque sea mediante la violencia. ¿Absolutismo? ¿Fascismo? Llámalo como quieras.


[1] Jean Salem es profesor de Historia de la filosofía en la Sorbonne, en París.


[2] SALEM, Jean. 'Élections, Piège À Cons?-Que Reste-T-Il De La Démocratie'. Flammarion. París, 2012


En la fotografía, de izquierda a derecha, vemos a Jean Salem, Walter Cavini y Matthias Bormouth en el templo de Atenas. http://chspm.univ-paris1.fr/spip.php?article98

11 comentarios:

ReBootEurope dijo...

Obviament es nomes una suposició, pero si permets la democracia directa el primer que tindras es el retorn de la pena de mort, el segon l'expulsió dels emigrants, el tercer l'expulsió de les persones amb idees progresistes i el quart l'aprovació d'una agencia de publicitat i comunicació que s'encarregui de gestionar el pais de manera dictatorial i que garanteixi 'panem et circenses' a tothom.

Plácido Navarro dijo...

No está tan claro, en mi opinión. Existen dos puntos de vista que podríamos llamar el hobbesiano y el rousseauniano. Para Hobbes el hombre era un lobo para el hombre, mientras que para Rousseau el hombre es bueno por naturaleza. Yo me inclino más por la visión de este último y confío más en el gobierno de muchos (de todos) que no en el de unos pocos.
Esos pocos que gobiernan hoy en día ya legislan a favor de la pena de muerte o las guerras, criminalizan a los inmigrantes, persiguen a los progresistas y a través del control de prácticamente todos los medios de comunicación nos ofrecen el 'panem et circenses' en forma de fútbol, toros, fórmula 1, telenovelas y reality shows. No sólo eso, sino que cuentan las noticias plagadas de mentiras que muchos acaban creyendo. Imponen además la moral sesgada de una religión al servicio de la clase dominante a la que representan esos pocos que gobiernan.

Siempre es un riesgo someterse a la democracia directa de "una persona, un voto", pero es mejor que la dictadura de una casta política o de un grupo de tecnócratas. ¿No te parece?

ReBootEurope dijo...

Doncs la veritat es que no.
Ves-te'n a un bar qualsevol a sentir els comentaris sobre els xinos i els paquis o passat pel mercat a sentir que diuen dels 'moros' o mira't quins son els programes més vistos i crec que tindras una idea bastant real de la política que vol la gent.

I si vols unes mostres reals, recorda que a l'ultim lloc on es va permetre el vot de les dones va ser a Suïssa i fou perque gracies a la democracia directa la gent ho prohibia cada cop que es propossaba i l'ultima dona acusada de bruixeria i cremada fou tambe a Suissa amb el beneplacit de la població que no ho volia prohibir.

Pensar que nomes hi ha dos opcions o be llop (dreta) o be inocent (esquerres) em sembla molt limitat doncs l'esser huma es una barreja de tots dos i per tant, les politiques 'buenistes' estan condemnades i les polítiques de dretes son una fantasia no humana.

Cada persona un vot a mi em sembla obrir una porta a la pitjor dictadura.

Arcadi Garriga dijo...

Hola,
Doncs tal com ho planteges mal si fas mal si no fas... Alguna cosa caldrà fer i de totes la millor és una persona un vot. Si no, acabem en la dictadura d'una minoria que s'auto escull com la millor i la que té dret a dirigir als demés, no?
El que passa és que democràcia no significa posar una papereta un cop cada x temps i ja està, això sí és una enganyifa, democràcia hauria de ser un govern participatiu constant, on tots hi hauríem de tenir veu i part,
SI no confiem en què els humans siguem capaços de dur-ho a terme sols ens queda capi qui pugui.
Arcadi

ReBootEurope dijo...

Bona nit Arcadi
Hi ha un terme mig que es pel que jo aposto. Democracia directa i participativa en l'ambit local. L'ambit local es el que pots coneixer i en el que veus els resultats de les teves decisions. A l'ambit local tots ens hem de mullar el cul perque es el nostre entorn i em de ser-ne els responsables.

I des de l'ambit local que s'esculli qui ens representara i ajudara davant les institucions i qui votara en nom nostre en les eleccions d'ambit supra-local. D'aquesta manera, cada comunitat te un representat que pot dedicar-se a coneixer be la politica i que votara amb un minim coneixement de causa i arguments.

Plácido Navarro dijo...

En el ejemplo suizo hay algo que falla. El el marco de "una persona, un voto" no sería válido que un grupo de personas decidiera sobre si otro debe o no ejercer ese derecho, el de votar. Las mujeres son personas y por lo tanto no se les puede dejar fuera, o se pervierte el sistema democrático que estamos reclamando.

Por otra parte, ¿era democracia directa lo que practicaban? Me extraña. La democracia directa dejó de ser posible a partir de un cierto número de gente. Sólo ahora que disponemos de la tecnología digital en red podríamos aplicarla de nuevo.

Vicente Manuel dijo...

Siguiendo a Rousseau se puede establecer que la democracia como la soberanía no son conceptos que se puedan representar políticamente, ya que lo son o no lo son, al igual que una mujer puede estar embarazada o no embarazada, pero nunca medio embarazada.
La demoracia tiene que ser directa o no lo será y no debemos tener miedo a que si se aplica así, el pueblo pueda votar por la xenofobia o por la cadena perpetua, ya que tembién podría votar por rechazar la ayuda de dinero público a los bancos o la financiación pública a la Iglesia católica.Todo dependerá de la capacidad del pueblo para implicarse en la toma de decisiones en todo aquello que le afecte.

Plácido Navarro dijo...

De ahí la importancia de quién controla los medios de comunicación y, lo que es más importante, quién diseña y vigila la educación de los jóvenes.
Por eso, no es de extrañar que sean los estudiantes quienes se estén enfrentando al sistema.

ReBootEurope dijo...

Bon dia a tots, pero realment penseu que 'el poble' s'informara, meditara i pendra una decisió política?

El poble es deixara manipular pel primer populista (d'aqui el seu nom) que pasi per alli i si no es deixa manipular, dubto molt que aquest poble tingui cap interes en anar a votar. A la inmensa majoria de les persones no els interesa participar ni involucrarse.

Es que realment no ho entenc. Les escoles tenen problemes per aconseguir que la gent participi, les Ampes estan mig buides, els consells escolars no hi vol anar la gent, a les reunions de les escales de veins ningu vol ser president, a les reunions dels ajuntaments no hi va ningu, les associacions de veins estan buides i posso els casos mes propers.

De veritat, d'on treieu que tothom es com vosaltres i que te una motivació, unes idees i una voluntat d'informar-se?.


Aconseguir que la democracia directa i participativa funcioni al ambit local ja seria un gran exit. Pretendre traslladar aixo més enlla em sembla ja una idea mes tipica dels frares misioners que volien convertir tots els negres de l'africa a la unica religio bona.

ReBootEurope dijo...

Et copio fragments del text que hi ha publicat a la propia plana del gobern Suïs sobre el tema del vot de la dona:
(...)
¿Conceder el derecho de voto a las mujeres? ¡Qué idea más ridícula! El cerebro de la mujer es más pequeño que el de los hombres lo que demuestra que las mujeres son menos inteligentes. Son propensas a actitudes extremistas y se asocian a campañas sin consultar antes a sus maridos. Además, eso no fomentaría la igualdad de derechos porque su natural modestia les impide ir a votar cuando están embarazadas, y como las mujeres del campo suelen tener más hijos, tendrían una desventaja injusta con respecto a las mujeres que viven en las ciudades. Y si las mujeres son elegidas al parlamento, ¡qué deshonra supondría esto para sus maridos! Éstos estarían obligados a cocinar en casa...

Estos fueron los argumentos que convencieron al electorado masculino suizo para desechar el sufragio femenino votación tras votación, a pesar de que el voto femenino existía en Nueva Zelanda desde 1893 y en la mayoría de los países europeos desde finales de la I Guerra Mundial. El Parlamento suizo había aprobado el sufragio femenino en 1958, más de cincuenta años después de Finlandia, el país pionero en Europa, pero en la votación popular de 1959, el electorado masculino echó abajo la propuesta legislativa del Parlamento con dos tercios de los votos en contra. Para la introducción de la modificación constitucional se necesitaba una simple mayoría popular.

(...)
El sistema de la democracia directa en Suiza permitió excluir durante mucho tiempo a las mujeres de los derechos políticos, ya que el pueblo electoral (masculino) tenía la última palabra en cuestiones legislativas

(...)
Cuando Suiza aceptó poner su firma en la Convención de los Derechos Humanos del Consejo de Europa, fue tan sólo bajo la condición de que la igualdad jurídica entre sexos no tuviera vigor en territorio suizo. Esta propuesta provocó un tal alboroto que obligó al Gobierno suizo a revisar su postura. A continuación se elaboró un nuevo referéndum sobre la cuestión del voto femenino.

En la votación celebrada el día 7 de febrero de 1971, se expresaron dos tercios del electorado masculino a favor del sufragio femenino, permitiendo por fin el ejercicio de los plenos derechos políticos a sus compaisanas.

http://www.swissworld.org/es/poblacion/mujeres/sufragio_femenino/

ReBootEurope dijo...

Benvolgut Vicente Manuel, si anem tan fi en l'apreciació del sentit de la democracia, aleshores hauriem de incloure l'altre pilar de la democracia REAL que es la manca de privacitat.

La democracia es directa quant no hi ha privacitat perque tota la vida es publica.

Acceptaries tambe aixo ara?

Publicar un comentario