viernes, 30 de marzo de 2012

29M: La Contrarreforma

Los motivos que da Esperanza Aguirre para arremeter contra la huelga general convocada para hoy [día 29], son los siguientes:
  1. que se hace «sin respetar los 100 días de cortesía» al gobierno de Rajoy;
  2. que, a su juicio, «es una huelga que solo persigue arruinar todavía más a España»;
  3. y que «es la revancha de los partidos que quieren ganar en la calle lo que han perdido en las urnas».
El primero motivo resulta ser erróneo ya que, teniendo en cuenta que Mariano Rajoy tomó posesión de su cargo de presidente del gobierno el 21 de diciembre del pasado año, el 29 de marzo se cumplen los 100 días. Aguirre debería repasar sus cuentas. ¿O no? [ver comentarios]

En el segundo no sé si acierta o no, pero lo importante sería considerar que los huelguistas persiguen que las medidas del gobierno no arruinen aún más a los españoles. Los políticos, especialmente los de la derecha, tienden a confundir los intereses de España con los de los bancos, la Iglesia y las grandes empresas, mientras que se olvidan de los ciudadanos, de los españoles.

Con el tercero casi que estoy de acuerdo. La confusión de la mandataria madrileña está en si se puede o no gobernar en contra del pueblo. Evidentemente, ella piensa que sí pero, como buena liberal, debería recordar las palabras del padre del liberalismo, John Locke (1632-1704), que abogaba por el derecho a la rebelión cuando el gobierno se excedía en su tiranía:
«La finalidad del gobierno es el bien de la humanidad —sostiene Locke—. ¿Y qué es mejor para la humanidad? ¿Que el pueblo esté permanentemente sometido a la voluntad irrestricta de la tiranía, o que los gobernantes estén expuestos, ocasionalmente, a que se les oponga resistencia, cuando el ejercicio de su poder se vuelve exorbitante y lo emplean en aras de la destrucción y no de la protección, de las propiedades de sus súbditos?». (SCATIZZA, Pablo, en 8300.com.ar 21/07/2009)
Se queja Aguirre, con razón, de que los sindicatos no actuaron contra las medidas del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero:
«Pedimos a los ciudadanos que cumplan con su trabajo porque nos parece totalmente increíble que los sindicatos callasen cuando con el anterior Gobierno se perdían 3.000 puestos de trabajo al día». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
Pero si el PP hubiera hecho lo contrario que el PSOE, los sindicatos tampoco estarían hoy haciendo huelga, ¿verdad? El caso es que las medidas propuestas por Rajoy significan un deterioro aún mayor en los derechos de los trabajadores y la Reforma supone un gran retroceso en el tiempo, algo de lo que no parece muy consciente Aguirre cuando ella misma argumenta así:
«Nos parece absurdo que se prevean los llamados piquetes informativos. ¡Son un vestigio de principios del siglo pasado! Explicar a gritos en las cocheras de la EMT que hay una huelga… Lo que pasa es que los piquetes van a ir a coaccionar a los trabajadores que quieren ir a trabajar». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
En realidad, la Reforma que Rajoy nos propone nos lleva de vuelta al siglo XIX y no al XX como ella sugiere. Por otra parte, también Aguirre es de las que se suman a la serie de coacciones con las que la patronal y los políticos están tratando de amedrentar a los trabajadores. Dice:
«Por eso, el PP pide a todos los ciudadanos que cumplan con su deber cívico, que denuncien cualquier acto de violencia y las coacciones que se cometan [...] y a colgar en las redes sociales fotografías y vídeos». (MARCOS, José, en El País, 29/03/2012)
Lo más chocante de todo ésto es que el mismo gobierno de Rajoy admite que no se crearán nuevos puestos de trabajo. Por lo que se ve, eso ocurrirá en el más allá. Es decir, hay que tener fe en que todo se arreglará algún día aún cuando las medidas de ahora lo estropeen aún más.

Tal vez por eso, Rouco Varela no sólo secunda la Reforma Laboral, sino que censura a los miembros de su Iglesia que sí están más cerca de los problemas de la gente y se oponen a ella, como han hecho la HOAC y la JOC. Desde Periodista Digital nos llega la ironía: «Rouco vuelve a cubrirse de gloria».

La sorpresa más humana de la semana la ha dado Antonio Algora, obispo de Ciudad Real, que sí ha criticado la Reforma:
«Llevamos muchos años ya de nuestra democracia donde siempre los perdedores en el concierto social, repito, siempre, son los mismos y siempre los más débiles». (El Economista, 27/03/2012)
¿Un obispo hablando del prójimo? ¿Quién interpreta mejor el mensaje de Jesús, Rouco o Alcora? ¿Y qué dice su jefe?

En su reciente visita a Cuba, Benedicto XVI afirmaba que «Cuba y el mundo necesitan cambios». Concretamente, el jefe del Vaticano animaba a desterrar «posiciones inamovibles y los puntos de vista unilaterales que tienden a hacer más arduo el entendimiento e ineficaz el esfuerzo de colaboración». (La Vanguardia, 29/03/2012)

Pero para hacer eso, ¿no sería mejor empezar por su propia casa?


Imagen del autor: manifestación contra la Reforma en Valencia el 19/02/2012

2 comentarios:

Vicente Manuel dijo...

Saludos Plácido
En cuanto a los argumentos de la Lideresa Aguirre contra la huelga general cabe señalar :
1) En materia de cortesía la derecha de este país poco puede decir ya que su estilo suele ser bronco(véase a modo de ejemplo a los mamporreros de Intereconomía) y máxime cuando su cortesía y miramiento hacia la mayoría del pueblo, formada por trabajadores ha sido la de aprobar un retroceso de los derechos laborales al siglo XIX de forma que podamos entender perfectamente las novelas de Charles Dickens dada su clamorosa actualidad.
2.- En cuanto a lo de que va a arruinar el país, se puede señalar que para ruina, la que ha dejado el señor Camps en la Comunidad Valenciana que está en quiebra técnica siendo salvada por el gobierno central. Y que decir, de la ruina de millones de españoles causada por la codicia e inhumanidad popias del capitalismo.
3,- Lo más chocante es la afirmación de que algunos partidos quieren ganar en la calle lo que han perdido en las urnas a la vez que se silencia que la legitimidad de gobierno del PP es perfectamente dicutible si se tiene en cuenta de que tiene mayoría absoluta en el parlamento fruto de una ley electoal que constituye una auténtica estafa ya que con el 44% de votos el PP tiene mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados mientras que el PSOE en la anterior legislatura con más votos que ahora el PP no tenía dicha mayoría.
Y para concluir, ¿Que os parece que un partido pueda mentir con desfachatez a pocos meses de las elecciones o hacer lo contrario de lo pometido en la campaña electoral? . Acaso ya se han olvidado de aquello de que no iban a subir impuestos o de que no abaratarían el despido.

Plácido Navarro dijo...

Bueno, pues debo estar equivocado si todos los periódicos dicen que los 100 días del gobierno Rajoy se cumplen hoy. O he hecho mal mis cálculos, o tomó posesión más tarde de lo que dice la Wikipedia.

En cualquier caso hablamos de horas, luego el argumento de Aguirre sigue siendo muy pillado por los pelos.

Publicar un comentario