lunes, 2 de julio de 2012

El pase de Torres

Confieso que a mí lo que me gusta es el fútbol y que disfruté ayer con el juego de La Roja aunque no me hubiera importado que ganase Italia si hubiera jugado mejor. Pero no lo hizo.

De la selección española se habla mucho de la creatividad de Xavi, y del toque de los Iniesta, Cesc y Silva. De la contundencia de los centrales, Ramos y Piqué, y del trabajo de los dos medio centros, Alonso y Busquets. De la revelación que ha supuesto la entrada de Jordi Alba y, cómo no, del santo que protege la portería, "San" Iker.

A pesar de que también soy partidario de jugar con "el falso nueve", me quedo con el último pase de Fernando Torres, que supuso una asistencia de gol a Mata, su compañero en el equipo londinense. El delantero del Chelsea pudo haberse proclamado máximo goleador de la Eurocopa de haber sido él quien marcara, pero optó por favorecer el juego de su equipo.

Sus seguidores saben que en las últimas temporadas no tuvo la suerte de cara. En el Mundial de Sudáfrica fue ridiculizado por su falta de gol. Tampoco lo pasó bien en su actual equipo donde apenas contaban con él.

Por eso su gesto me parece conmovedor.

Bien por Fernando Torres, ese al que llaman el "Niño" y que, sin embargo, es todo un grande.

Fotograma de un vídeo de El País.

1 comentario:

Mercè dijo...

Pues si, el futbol es un deporte con el que se puede pasar un buen rato viendo como juegan los que saben. ¡Y saber jugar ya debe ser la monda!

El resto, el llamado "entorno" que decia Cruyff, no es más que política y dinero y eso, ya no es futbol.

Saludos!

Mercè

Publicar un comentario